Norma Delgado: El pueblo pasa hambre y el Gobierno aumenta precios de alimentos

foto1

 

Este fin de semana los integrantes de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) en Yaracuy acompañaron al pueblo de los municipios Nirgua, Peña y Cocorote en las denominadas ‘marchas de las ollas vacías’, en las cuales rechazaron el desabastecimiento, el ataque que hace el gobierno a las empresas de producción y la declaratoria de días no laborables.

Nota de prensa

Norma Delgado, secretaria ejecutiva de la MUD en Yaracuy, destacó: “Valientes son los hombres y mujeres de nuestro país que salen día a día a las calles a buscar el pan para sus hijos porque luchan solos, sin el apoyo de este gobierno ineficiente que ha llevado a la quiebra al país, que nos hace pasar hambre y que aún cree que puede seguir engañándonos haciendo uso de artimañas. Mientras el pueblo pasa hambre ellos aumentan los precios de los alimentos”, acotó.

Delgado destacó durante la ‘marcha de las ollas vacías’ desarrollada en la comunidad La Morita del municipio Cocorote que en Yaracuy la gente está cansada de que el gobernador Julio León siga destacando como un gran logro la entrega de una bolsa de comida que “ni siquiera alcanza para una semana”; asegura que “eso no es una verdadera solución a nuestra crisis. La solución a la crisis está en generar condiciones propicias para la producción”.

“Ahora los yaracuyanos tendremos que pagar a 1.200 bolívares un kilo de azúcar importada porque el Central Azucarero Santa Clara, expropiado por este gobierno ineficiente y corrupto, ya no está procesando la caña de azúcar de nuestro estado. Miles de hectáreas de caña se han perdido o han sido abandonadas en nuestro estado, nuestros cañicultores están sufriendo pérdidas inmensas porque no tienen a dónde arrimar sus cosechas”, aseguró Norma Delgado.

Finalmente, rechazó que el gobierno esté “persiguiendo” a los ciudadanos que voluntariamente salieron a firmar para solicitar ante el CNE la activación del revocatorio contra el presidente Nicolás Maduro. “Pretenden intimidar al pueblo, pero la gente ya no tiene miedo en cambio ellos, los enchufados, sí”.