Víctor Vielma Molina: ¿Por qué vienen por Lester Toledo y otros?

La lucha por la vida como primer derecho es innegable. Así mismo, la felicidad, la libertad, la democracia y  la ética, son unos de los tantos bienes supremos, por los que luchan los seres humanos. Amenazar, acusar e indiciar, sin fundamentos,  a quienes luchan por estos bienes superiores, para tratar de intimidarlo o amedrentarlo, es un acto de barbarie.  ¿Qué puede hablarse de un gobierno, que dice ser socialista y revolucionario, pero que detiene a quienes piden libertades, más democracia y proponen que se investigue la corrupción, una masacre o  un crimen?  ¿Acaso, Leopoldo López, Antonio Ledezma, Manuel Rosales, Daniel Ceballos, entre otro centenar de presos políticos, donde se encuentran obreros, policías y estudiantes, no son víctimas y ejemplo vivo de la represión, tortura y acoso de este régimen?

 

 

Paradójicamente,  este gobierno, como juez y parte, en uso de justicia selectiva,  en flagrante violación  de los DDHH y de  la Constitución Nacional, acusa públicamente y manda a detener a  cualquier venezolano. Acaso, ¿anticipar la condición de culpable a alguien sin el debido proceso y sin el fallo del juez, no es delito? Pero, ¿no es cierto que “[…] todos somos inocentes hasta que se pruebe lo contrario.”? En justicia, y estamos de acuerdo, que quien formula acusaciones contra alguien sin nada que lo sustente, comete delito; pero antes hay que probar, que dicha denuncia, es falsa y difamatoria. ¡Extraño! ¿Será que está prohibido exigir libertades, democracia y es delito pedir que se investigue al presidente de la República, a sus ministros,  funcionarios y gobernadores? Dice el adagio: “El que nada debe, nada teme.”

 

 

De acuerdo a los precedentes y a los últimos acontecimientos, Nicolás Maduro pareciera venir por otros. Pues, a falta de pan y trabajo, su revolución, ofrece estado de excepción, amenazas y más represión. Ya empezaron a señalar de cualquier delito al dinámico joven y destacado líder de Voluntad Popular, Lester Toledo.  ¿Por qué van por él? ¿Acaso es un delito pedir que se investigue la gestión de un gobernador? ¿Por qué funcionarios del gobierno Nacional y del gobierno del estado Zulia, crean delitos y pruebas falsas contra Lester Toledo? ¿Quién tortura al joven activista Johans Vizcaíno, profiere amenazas contra la pequeña hija de Lester Toledo y lo abandona en la sede de VP? ¿Qué esconde?  Esto es digno de una exhaustiva y firme investigación porque coloca al gobierno Regional bajo sospecha. Más ahora, que la impunidad, la barbarie y la violación de los DDHH, campean sobre el país. Y recuerden, que el uso del poder  y de la vocería oficial, la difamación, la tortura, la agresión y la amenaza, además de ser un exceso, es un acto de cobardía. ¿Acaso esto no es un delito de lesa humanidad? ¿Por qué el presidente Nicolás Maduro no se preocupa por lo que pudiera desprenderse, en todo el país, a causa de estos delitos contra personas y la cosa pública, la escasez y la inflación? ¿Por qué no investiga a la mega corrupción  de funcionarios de su gestión y a las ingentes sumas de dinero depositadas por ex funcionarios chavistas en el del HSBC Private Banking en Suiza y la banca privada de Andorra (BPA), entre otros bancos?  ¿Por qué mientras los venezolanos, sufren limitaciones y hambre, estos corruptos disfrutan de “la dolce vita”, bajo el silencio cómplice de la revolución? Pareciera, que por el solo hecho de ser chavista, se es intocable y  se tiene inmunidad.

 

 

Víctor Vielma Molina / Educador / [email protected]