Williams Gil: Crisis venezolana no da tregua a la familia

Foto: Williams Gil / Nota de prensa
Foto: Williams Gil / Nota de prensa

El presidente de la Comisión Permanente de Familia de la Asamblea Nacional, diputado Williams Gil aseguró que en estos tiempos la familia venezolana es la más golpeada del continente americano y eso se debe a la pérdida de valores, a la crisis económica y social que mantiene sumergida en una desesperación y angustia perenne todos los hogares.

Nota de prensa

Gil indicó que la grave situación se observa desde distintos sectores “respecto a la educación, vemos como muchos niños han dejado de asistir a las escuelas por distintos problemas como: la falta de alimentos, planes sociales como el Programa de Alimentación Escolar (PAE) no se cumple en un 95 por ciento, la inseguridad se ha incrementado por la misma situación que enfrenta Venezuela; tenemos líderes de bandas delictivas que desde muy temprana edad se han convertido en los más temidos y buscado por cuerpos de seguridad, vemos como el gobierno no ofrece oportunidades a los jóvenes, por el contrario, los arrincona a caer en vicios”.

Asimismo, el parlamentario de la Unidad, electo por el estado Carabobo resaltó que la paralización de la producción nacional no sólo ha generado escasez y desabastecimiento que se encuentra instalada en el país y se evidencia en las colas que se observan a las afueras de abastos, bodegas, mercados, entre otros, “ha eso se le suma un porcentaje considerable de desempleo, las fuentes de ingreso cada vez son más limitadas y politizadas, nada incluyentes”.

El diputado Williams Gil finalizó haciéndole un llamado al Defensor del Pueblo “debe velar y proteger por la estabilidad de todas las familias, están siendo humilladas por un gobierno que demuestra no importarle el deterioro que reina en Venezuela, lo decimos cuando vemos como no pueden explicar el retraso procesal penal, como someten a nuestros enfermos a no poder cumplir con tratamientos porque no hay medicinas en el país. Los que se mantienen en el gobierno no garantizan los derechos sociales ni los de la familia, establecidos en el capítulo V de la Constitución”.