“Mano de piedra” tumba la pantalla y se lleva ovaciones en Cannes

Foto: EFE
Foto: EFE

Roberto Mano de piedra Durán no fue un santo. Ni lo quiso. Jonathan Jakubowicz lo sabe, lo entiende y en Hands of Stone decidió como director sublimar el boxeo, el deporte en el que se convirtió en una leyenda del peso ligero. Hábil apuesta, que se ha convertido en una de las películas proyectadas en Cannes en la sección Oficial, aunque fuera de concurso. Mucho tuvo que ver su fuerza en pantalla, y otro mucho que la distribuya The Weinstein Company.

Por: El País

A pesar de que Edgar Ramírez encarne a Durán —quien por cierto asistió al estreno en el certamen francés—, de que Robert De Niro dé vida a su entrenador (Ray Arcel), a las apariciones de Ana de Armas, Ellen Bakin, Rubén Blades, John Turturro y de Usher dando vida a otro grande del cuadrilátero, Sugar Ray Leonard, y del respaldo de Harvey Weinstein, el venezolano Jakubowicz (Caracas, 1978), que llamó la atención cinéfila con Secuestro express (2005), insiste en el tamaño mediano de su producción.

Sentado en una de las carpas colocadas en el techo del Palacio de Festivales, epicentro del certamen, se confiesa cansado de un día de promoción y encantado de hablar en español: “Ha sido un viaje muy largo. Obviamente, en algún momento sentimos miedo de no arribar a buen puerto. Pero nos iban pasando cosas tan maravillosas que eso nos empujaba a llegar. El rodaje fue increíble, la responsabilidad crecía y eso acabó en una ansiedad por llegar”.

Para leer la nota completa haga clic aquí