Día Nacional para la Prevención Escolar del VIH llega sin cumplir metas de la ONU

vih-hiv

Este 23 de mayo es el Día Nacional para la Prevención Escolar del VIH, con lo cual se busca recordar la importancia de prevenir la epidemia e impulsar la difusión de información en todos los planteles educativos del país. Esta fecha está establecida en la ley para la promoción y protección de las personas con VIH y sus familiares aprobada por el Ejecutivo Nacional el 30 de diciembre de 2014.

El objetivo de esta fecha importante es potenciar los conocimientos de los niños, niñas y adolescentes escolarizados para que tomen decisiones asertivas relacionadas con su sexualidad y comprendan las consecuencias que acarrea adoptar conductas de riesgo como por ejemplo, las prácticas sexuales desprotegidas (sin condón).

También es propicia la ocasión para revisar el cumplimiento de compromisos para la alcanzar las metas propuestas por la ONU pues tratándose de una epidemia de impacto mundial, los esfuerzos y el impacto deben ser iguales. En atención a ello, Jhonatan Rodríguez, presidente de la Organización StopVIH, refirió sin embargo que la fecha pone en aprietos, pues las metas planteadas por Naciones Unidas no se cumplieron en 2015, los países no asumieron con responsabilidad y compromiso los objetivos, y al menos en Venezuela no se ven acciones tendientes a corregir la situación, ya que no se invierte en prevención, no se hacen estudios epidemiológicos ni se abordan poblaciones claves.

Rodríguez señaló que si bien la posición frente al VIH es una debilidad mundial, Venezuela está entre los países con mayores indicadores de no atacar la epidemia pues desde hace varios años no hay medicinas para combatir enfermedades oportunistas como toxoplasmosis, tuberculosis, sarcoma de kaposi, entre otras tantas, pero además no hay interés en prevenir nuevas infecciones y las mujeres están desprovistas de programas para impedir la transmisión vertical (madre-hijo).

“Científicamente los médicos hablan que hay esperanzas de vida, pero sin voluntad política, sin que los tratamientos estén disponibles, y sin políticas serias y responsables por parte de los gobiernos, no habrá compromiso ni cura que valga. El objetivo de una sociedad no debe ser curarse sino no enfermarse, y en Venezuela desde hace unos años no hay nada que nos asegure calidad y una vida saludable”, sentenció Rodríguez.

Se estima que habrá más niños infectados por el VIH sufriendo las consecuencias físicas y psicológicas de la infección, porque las mujeres en edad reproductiva no manejan la prevención y la profilaxis se incumple por falta de insumos, sumado a que escasea la leche maternizada y los bebés deben ser amamantados para no morir.

Ante esta realidad, Rodríguez reafirma que cada fecha conmemorativa en el ámbito de la salud es una bofetada a los venezolanos, y los gobiernos deberían sentir vergüenza de no apoyar el más sagrado derecho universal como es la vida, pues tan solo el hecho que la Zona Educativa no permita una intervención especializada para desarrollar el tema de la educación sexual y prevención del VIH en las escuelas, ya habla muy mal de la política de prevención en salud del Gobierno venezolano.

Por eso insiste en que es impostergable desarrollar iniciativas dirigidas a capacitar a la juventud en adopción de conductas responsables, al final, solo una población saludable contribuirá con el desarrollo del país.

Prensa StopVIH