Expertos aseguran que ajuste de precios es tardío e irreal

Foto Archivo
Foto Archivo

Como una medida sin efectos positivos en la economía venezolana, calificaron representantes del sector comercio e industrias la reciente providencia administrativa Nº 053/2016 de los nuevos precios de venta al público de productos de higiene personal, reseñó El Impulso.

Por Rosmir Sivira

Cipriana Ramos, presidenta del Consejo Nacional de Comercios y Servicios (Consecomercio), manifestó que es por razón del control de precios que hay cada vez menos disponibilidad de productos en los anaqueles, ya que al ser mayores los costos que los ingresos, hubo una paulatina merma en la industria nacional, la cual, pareciera continuar.

-Con esta medida se mantiene el mismo daño. Se deben eliminar todos los controles: control de precios, de cambio, el laboral… De continuar estas políticas la situación será cada vez peor.

Ramos aseguró que los precios recién publicados siguen siendo inferiores a la realidad productiva venezolana y a lo que se paga en el mercado informal.

Agregó que este ajuste, afecta no sólo a empresarios, sino también a consumidores que cada vez cuentan con menos recursos para realizar las compras. En tal sentido, señaló que el aumento de salarios y ajuste de precios, son medidas divorciadas que no resuelven la crítica condición económica del país. “Es un juego contra el consumidor venezolano”, expresó.

Sobre cómo afecta esta medida al sector comercio, apuntó que sólo pueden mantenerse activos mientras cuenten con mercancía para vender y los venezolanos gocen de poder adquisitivo para comprar. Ninguno de los dos escenarios es posible en la actualidad.

-El gobierno debe dejar de pensar que es el empresario el que especula, roba y acapara… Existe una situación de pobreza generalizada en Venezuela.

Ciprina Ramos, subrayó que la reventa o el mercado informal existirá siempre que no haya productos en el mercado.

Por su parte, Giorgio Reni Casas, presidente de la Cámara de Industriales de Lara, manifestó que los precios publicados no son, en su mayoría, una sinceración de los mismos y no atienden los costos de producción de las empresas privadas que los producen.

-Sigue sin haber una ganancia adecuada, sobre todo con el actual índice inflacionario… Entendemos que el gobierno quiere proteger a la sociedad con los precios de los productos, pero estas medidas deben atender la realidad productiva.

Subrayó que los precios publicados quedarán aún más desfasados en los próximos días y que cada vez que los ingresos sean menores a los costos, habrá menos producción y por tanto menos mercancía en el mercado.

“Por eso se genera el fenómeno del bachaqueo”, señaló Reni Casas, quien expresó que el sector industrial aún mantiene la disponibilidad de sentarse con el gobierno para discutir sus estructuras de costos.

-Primero deben reconocer al sector privado y revisar si su política económica es la adecuada.
Para el presidente de la Cámara de Industriales de Lara, “ningún control de precios ha estimulado y apoyado la producción, ni en este ni en otros gobiernos”.

Usuarios indefensos

Roberto León Parilli, presidente de la Alianza Nacional de Usuarios y Consumidores (Anauco), indicó que al ajustar los precios no se resolverán los problemas de los consumidores. “Si entonces era tan fácil, por qué demoraron tanto, permitiendo que se rezagaran los precios e impactará la producción nacional”, se preguntó.

Calificó la medida como tardía y apuntó que por sí sola no solventará la problemática del mercado. Expresó que se trata de un anuncio “de corto plazo”, por la inflación acelerada y progresiva.

-Vivimos en un mundo al revés, donde se supone que debemos alegrarnos cada vez que se publica una gaceta y aumentan los precios…

Eso ocurre porque la otra cara de la moneda es el desabastecimiento, pero se espera que aparezcan unos pocos productos y podamos pagar menos que en el mercado informal.

León Parilli apuntó que en materia de oferta y demanda no se pueden colocar plazos, como el puesto por el gobierno de 15 días para el ajuste de los precios. Teme que las personas salgan a la calle “a toda carrera” a buscar las cosas a “precio viejo”.

Indicó que el gobierno debe atender causas y no consecuencias. Igualmente, refirió que hasta que no se estabilice la economía ni rescate el aparato productivo, no habrá soluciones de fondo que beneficien al consumidor y al usuario.