Denuncian muertes y desmejoras de pacientes crónicos en Hospital Clínico Universitario

DSC03251

A menos del 30% labora el Hospital Clínico Universitario (HCU) principal recinto sanitario, que recibe presupuesto que bastaría para los quince hospitales de la Zona Metropolitana y que en la actualidad no posee medicinas básicas como soluciones, antibióticos (por ejemplo) ni puede brindar alimentación adecuada a los pacientes. Durante una protesta, protagonizada por médicos, enfermos y familiares, trabajadores y sindicatos, los manifestantes denunciaron las constantes muertes por falta de insumos, así como el desmejoramiento de pacientes crónicos que ingresan al recinto.

Nota de prensa

Pablo Zambrano, director ejecutivo de la Federación de Trabajadores de la Salud (Fetrasalud) denunció que a pesar de que el HCU posee presupuesto descentralizado, es el hospital que presenta las peores condiciones y que además, se mantiene un conflicto de trabajadores, directiva del centro sanitario y Ministerio de Salud, producto del cúmulo de deudas que se originaron tras no aplicarles la Convención Colectiva desde 2013, ocasionando una deuda de Bs.70 millones por cada trabajador.

“No hay políticas desde el Gobierno que conlleve a darle prioridad a la alimentación y salud de los venezolanos, el Gobierno se hace el loco y se mueren pacientes por falta de insumos, niños por falta de medicamentos y tratamientos. Los trabajadores no tenemos como garantizarles el derecho a la vida y a la salud en estos centros, esperamos reacciones internacionales y que el Gobierno habrá caminos para que llegue ayuda humanitaria, no es conflicto por diferencias políticas se trata de la vida” puntualizó.

El médico residente de Medicina Interna, Gherson Casanova, denunció que en el HCU no hay alimentación para pacientes crónicos, no existe la posibilidad de hacer transfusiones de sangre a pacientes que lo requieran, ya que no hay sangre ni reactivos para determinar que este fluido no posea contaminación y enfermedades. Tampoco hay soluciones ni antibióticos básicos, pues lo que llega es insuficiente para cubrir la demanda por piso.

“No contamos con servicios mínimos, los pacientes y sus familiares deben correr con gastos y mayoría de insumos. El volumen de pacientes es abundante, pacientes con enfermedades crónicas se han complicado y acuden en mayor número a las emergencias. No hay ambulancias, el hospital estaría funcionando a menos de 30%” explicó el galeno quien señaló que, tras tres meses de protestas, no han obtenido respuestas por parte de la directiva de la institución.

Rosa Santiago es madre de un paciente cuadraplégico, que ingresó al HCU y necesitaba transfusión sanguínea. No consiguió sangre, ni insumos ni medicinas y tuvo que rondar por todos los hospitales para conseguir lo mínimo y lograr que su familiar fuera atendido. “Ellos, los médicos, trabajan con las uñas (…) Que el gobierno preste atención a la salud del venezolano, que lleguen los medicamentos al país porque los pacientes se están muriendo” reclamó.