Se requieren 3.300 millones de dólares para reconstruir Ecuador tras sismo

Foto: Reuters
Foto: Reuters

 

El devastador terremoto que golpeó a Ecuador en el pasado mes de abril impactará a la economía en cerca de 0,7 puntos porcentuales este año y se deberán destinar 3.344 millones de dólares para la reconstrucción de las zonas afectadas, dijo hoy la secretaria de Planificación, Sandra Naranjo, reseñó Reuters.

El sismo de magnitud 7,8 ocurrido el 16 de abril dejó 663 personas muertas y 4.859 heridas, según los últimos datos oficiales al cierre de mayo, y graves daños en edificaciones a lo largo de la costa del Pacífico.

“En el PIB nacional el impacto sería un decrecimiento de 0,7 puntos porcentuales. Es la variación sin políticas activas ante lo ocurrido”, dijo Naranjo a los periodistas.

El gobierno del presidente Rafael Correa había recortado antes del terremoto su proyección de crecimiento para el 2016 a cerca de un 0,4 por ciento, desde un 1 por ciento, por las condiciones adversas del mercado petrolero. En las próximas semanas, el Banco Central hará una actualización.

“En el sector externo, la cuantificación que tenemos con certeza es la del sector camaronero, que son alrededor de 35 millones de dólares en exportaciones pérdidas durante el 2016”, agregó Naranjo, al señalar que la estimación se realizó con la asesoría de la Comisión Económica para América Latina (Cepal).

Adicionalmente, tras el terremoto se perdieron unos 21.800 puestos de trabajo formales e informales, siendo la economía de la provincia de Manabí la más afectada.

Naranjo explicó que además del impacto del terremoto, hay que evaluar las políticas para la reconstrucción y su influencia en la economía, lo cual se suma a medidas ya adoptadas como un aumento temporal de impuestos para ayudar a financiar los trabajos de reparación.

Para la reconstrucción en las zonas afectadas por el sismo se requerirán 3.344 millones de dólares, de los cuales unos 2.253 millones serán asumidos por el sector público y la diferencia por el privado, detalló. Sin embargo, la necesidad de fondos podría aumentar para el próximo año.

De la cantidad correspondiente al sector público, Naranjo dijo que la mayor parte -unos 1.000 millones de dólares- será financiada con el aumento por un año de dos puntos en el Impuesto al Valor Agregado (IVA) al 14 por ciento y con otros tributos al patrimonio y utilidades, que entraron en vigencia el miércoles.

En tanto, 660 millones de dólares saldrán de líneas de contingencia del Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y la Corporación Andina de Fomento (CAF). Otros 400 millones provendrán del Fondo Monetario Internacional (FMI), y 193 millones del presupuesto estatal, agregó.

El mayor trabajo de reconstrucción se concentrará en el sector social, que abarca vivienda e infraestructura pública en salud y educación, y el productivo, que sufrió daños en el área de comercio y de turismo, principalmente.

El Gobierno implementó ayudas económicas directas a las familias afectadas para alimentación y reconstrucción de viviendas privadas de hasta 10.000 dólares.