A los padres se les hace difícil llenar la lonchera

62455escuelas

Preparar las loncheras para que los pequeños de la casa lleven algo de comer a la escuela, cada vez se vuelve más complicado para los padres anzoatiguenses.

El Tiempo

Según contaron algunas madres, todos los días hacen maromas para servirles desa­yuno en sus hogares o darles entre Bs 300 y Bs 500 de vez en cuando para que coman en la cantina.

La enfermera Isamar García comentó que le resulta mejor acudir a los bachaqueros para adquirir los artículos necesarios para hacer la merienda de sus hijas de 2 y 3 años. Dijo que gasta 5 mil bolívares cada dos semanas para prepararles em­panadas a las niñas.

“Utilizo una harina PAN, me­dio kilo de queso blanco, medio de jamón y un aceite para preparar sus loncheras. Si le diera Bs 500 diarios a cada una, serían Bs 10 mil en sólo 10 días. Eso es el doble de lo que invierto y eso que les compro a los revendedores”, añadió.

“Mi hija prefiere usar los 300 bolívares que le doy todos los días para comerse una empa­nada y una galleta. Compra la chuchería en lugar del jugo porque dice que no se llena”, contó Rosa Martínez, mamá de una estudiante de tercer grado en la escuela Cuevas de Gua­nire.

La comerciante Laurimar Párica dijo que este año escolar ha tenido que darle dinero a su hijo para que busque algo de desayunar en el colegio, porque a veces no consigue harina para las arepas, ni pan.

“Acostumbraba a hacerle su comida tempranito porque es más sano y económico, pero cuando no tengo nada en casa le doy Bs 500 o más para que resuelva algo”.

Continúe leyendo aquí