Expresidentes: No puede haber diálogo sin el previo rescate de los mínimos democráticos

Colombia's former president Andres Pastrana (C) speaks next to Bolivia's former president Jorge Quiroga (R) and Costa Rica's former President Laura Chinchilla during a news conference in Caracas December 4, 2015. A group of former presidents, who are members of the Democratic Initiative of Spain and the Americas (IDEA), was invited by the Venezuelan coalition of opposition parties (MUD) as an accompaniment mission for the upcoming parliamentary elections. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), foro internacional que forman 36 ex Jefes de Estado y de Gobierno, comprometidos con la defensa de la democracia, sus elementos esenciales y los componentes fundamentales de su ejercicio, reitera su apoyo categórico a los Acuerdos dictados por la Asamblea Nacional de Venezuela el 10 de mayo y el 31 de mayo de 2016, el primero instando al Secretario General de la Organización de Estados Americanos “para que en ejercicio de sus competencias emitan pronunciamiento y adopten las medidas que corresponda, tendientes a exigir a los Poderes Públicos garantizar la vigencia efectiva de los derechos fundamentales en Venezuela, con particular vigilancia sobre la Presidenta del Consejo Nacional Electoral, para que esta garantice el ejercicio y goce efectivo de los derechos políticos de los venezolanos, entre ellos el derecho al referéndum revocatorio”; y el segundo, respaldando “la decisión del Secretario General de la OEA, Luis Almagro, de solicitar una reunión extraordinaria del Consejo Permanente para examinar la situación y evitar que se agrave la crisis humanitaria así como el aumento exponencial de la violencia y la conflictividad que vive nuestro país”.

A su vez, IDEA manifiesta que, a la luz de la resolución 63 adoptada por el Consejo Permanente de la OEA el reciente 1ro. de junio, ofreciendo su apoyo a los venezolanos para identificar “algún curso de acción que coadyuve a la búsqueda de soluciones” y su respaldo “a las diferentes iniciativas de diálogo nacional”, no puede haber diálogo sin el previo rescate de los mínimos democráticos, como la libertad de los presos políticos y el respeto a la manifestación de la soberanía popular, a saber, la realización de un referéndum revocatorio durante el presente año.

Finalmente, no puede haber diálogo sincero y efectivo sin su servicio a la verdad, a saber, el debate sobre los hechos que determinan las alteraciones graves al orden constitucional y democrático denunciadas por la mayoría de los venezolanos representados en la Asamblea Nacional y constantes tanta como verificadas en el informe que preparara al efecto la Secretaría General de la OEA.

Np