Osa panda da a luz en Bélgica (fotos)

 

image_content_4922284_20160602143408

Hao Hao, la osa panda prestada por China en 2014 al zoológico belga de  Pairi Daiza, dio a luz el miércoles por la noche, un acontecimiento poco común para esta especie en peligro e inédito para Bélgica.

 

image_content_4922401_20160602143409

image_content_4922405_20160602143408

“El primer hijo de Hao Hao se porta de maravilla y pesa 171 gramos”, indicó el zoológico en un comunicado firmado también por el especialista chino de este plantígrado, el China Conservation and Research for the Giant Panda, que expresó su “inmenso placer” de anunciar este nacimiento.

El pequeño panda no tiene aún su pelaje negro y blanco y tampoco recibió un nombre. “Esperamos que sea viable (…). El nombre será bello, en chino, pero pronunciable para los belgas”, explicó en conferencia de prensa el equipo veterinario.

Este es el tercer nacimiento de esta especie en lo que va del año en todo el mundo, destacó Pairi Daiza, que recuerda que “en veinte años sólo dos países europeos lograron, con ayuda de China, la reproducción de pandas: Austria y España”.

“Bélgica es el tercer país en ofrecer un bebe panda a Europa”, se ufana el zoológico, uno de los más visitados del país, situado en Brugelette, a unos 50 km al oeste de Bruselas.

“Cada nacimiento es un milagro”, agrega.

Hao Hao y su compañero Xing Hui fueron prestados por China por 15 años y llegaron a Bélgica en febrero de 2014.

El bebe fue concebido por una doble inseminación artificial en febrero. A mediados de mayo el parque había indicado que Hao Hao presentaba todos los síntomas de un embarazo.

“Durante varias semanas comió el doble de la cantidad de bambú habitual, luego se desinteresó de la alimentación y rechazó salir de su gruta. Duerme mucho y está en un estado de letargo”, había expliado una de sus ciudadoras, Tania Stroobant.

Los primeros signos de que daría a luz se notaron el martes. Las contracciones comenzaron el miércoles hacia las 21H00 GMT y el panda nació hacia las 00H00 GMT.

El zoológico advirtió que “la tasa de mortalidad de los bebes pandas en su primer año de vida es muy elevada” y estimó que “Hao Hao tiene todas las cualidades para ser una excelente madre”.

El bebe panda permanecerá en Bélgica durante cuatro años, precisó el dueño del zoológico Eric Domb.

AFP