Suman 100 cuerpos exhumados de fosa en el centro de México

Foto: Hispantv
Foto: Hispantv

 

La Fiscalía General del central estado mexicano de Morelos informó hoy que tras once días de labores en la fosa de Tetelcingo en la que se estima estaban depositados más de un centenar de cadáveres, fue exhumado el cuerpo número 100.

EFE

El trabajo coordinado por distintos equipos de peritos es encabezado por la Fiscalía General del Estado de Morelos (FGEM) y en él participan la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía federal) y la Comisión Nacional de Seguridad.

La Fiscalía informó en un boletín que hacia las 11.00 hora local de hoy (16.00 GMT) se habían recuperado de la fosa seis cadáveres, por lo que sumados a los 94 exhumados hasta ayer desde el pasado 23 de mayo se llega al número de 100 restos humanos extraídos.

De acuerdo con reportes previos y tomando en cuenta el número de cuerpos exhumados hoy, faltan 16 cadáveres por recuperar.

El fiscal regional de la Zona Oriente, Rafael Ávila López, responsable de la diligencia, explicó que se espera que el proceso de exhumación concluya este viernes, aunque aclaró que se trabaja con la prioridad de llevar adelante las pruebas periciales y toma de muestras genéticas de la mejor manera.

La Fiscalía estatal aseguró que en el panteón de Tetelcingo se mantiene la atención a familias de Morelos y provenientes de otros estados que buscan a parientes no localizados, y que hasta ayer 78 personas habían recibido asesoría jurídica gratuita por parte de la dependencia.

Informó que hasta el cierre del 1 de junio se habían obtenido 48 muestras genéticas, que servirán para confrontar datos en casos de personas no localizadas en el país.

La existencia de esta fosa clandestina en el municipio de Cuautla salió a luz a raíz de la investigación sobre el paradero de Oliver Wenceslao Navarrete, quien fue secuestrado y asesinado en 2013.

Su cuerpo, a pesar de estar plenamente identificado, fue inhumado de manera ilegal en la fosa en marzo de 2014, lo que reveló irregularidades en el proceso llevado a cabo por la Fiscalía estatal.

Por este motivo, los familiares de víctimas de desaparición exigieron a principios de este mes que las exhumaciones de la fosa no fueran llevadas únicamente por la dependencia, sino que en la toma de muestras genéticas participaran más instituciones que vigilaran el proceso.