¡Ahora y ya! por José Machillanda

thumbnailjosemachillanda¡Ahora y ya! después del categórico accionar del OEA el ambiente político real muestra un momento político exacto para que los demócratas del 6D demostremos la definitiva disposición y la total resolución personal y colectiva para hacer crecer al máximo la participación contendiente. Contención contendiente como disciplina política de los demócratas venezolanos, que desechamos al régimen autocrático-militarista por  no tener ningún espacio, ni posibilidad de ejercicio de gobierno en Venezuela. Régimen inmoral y nefasto que han conducido a la emergencia económica y la crisis humanitaria que vive la República. ¡Ahora y ya! como momento político exacto impone la disposición y responsabilidad ciudadana para que con la resistencia y protesta civil se produzca el cambio político categórico.

¡Ahora y ya! quiere decir que la energía impuesta por los 112 Diputados más el trabajo de la alianza política de partidos MUD ha logrado preparar el sendero político para que la disciplina política de la participación en los casi ocho millones de votantes del 6D se haga presente. Se hagan presentes y se expresen por la vía de la protesta social establecida en la Constitución y el derecho a resistencia civil que le ataña al ciudadano, que está dispuesto a alcanzar democráticamente el cambio político categórico por la vía del Referéndum Revocatorio.

 

La protesta y la resistencia civil para el Referéndum Revocatorio son los instrumentos para que permitan  el cambio político. ¡Ahora y ya! dibujó el momento internacional en el cual quedó claro para el mundo, y en especial para América Latina, que Venezuela pasó de la crisis al caos. Caos como consecuencia del ejercicio primitivo y bárbaro de un grupo de supuesto gobernantes, que piensan que al aferrarse a la locura marxistoide del gobierno a juro podrán evitar la recuperación al de democracia. ¡Ahora y ya! les explica a quienes deben estar prestos a entregar el poder, que después del Referéndum Revocatorio serán enjuiciados por ineptos, corruptos y perversos, por cuanto no entienden que se gobierna para construir y no como ellos lo han hecho para destruir, por lo tanto Nicolás Maduro y sus acólitos saben que su tiempo de gobierno ha terminado.

 

¡Ahora y ya! es el espacio cronológico para que el líder político emergente, ese que ha venido sobrellevando los últimos veinte años de antipolítica con el objeto de mantener la fe ciudadana en la democracia, termine por construir grupos políticos que serán a futuro partidos políticos que emergerán como la nueva sociedad civil en la cual se tendrá que convivir con los “otros”. Los “otros” que ya saben como un desgobierno militarista ha sido capaz de acabar con los bienes de la República, pero más doloroso aún han falsificado la historia y han destruido el cuerpo institucional que desarrolló un proceso cívico entre 1958 y 1999 el cual permitió la vigencia de la democracia inacabada, la convivencia política, el desarrollo industrial, la autonomía universitaria y-sobretodo- la alternancia política como forma de vida fundamentada en el gentilicio venezolano.

 

¡Ahora y ya! es el momento del civismo y la civilidad. Del civismo que significa entender el peso de la Constitución como Súper Ley y acoplar la conducta, participación contendiente y actuación política de acuerdo a como la Constitución indica. La civilidad como demostración de cultura política que mostrará la sociedad civil organizada como sociedad, con ciudadanos responsables y dispuestos a colaborar para que la política se convierta en el centro de la vida de los venezolanos. Y como centro permita el desempeño, la creación, el libre juego de los factores económicos, psicológicos y sociales a fin de que la República cobije la multiplicidad de los venezolanos ajustados a la ley.

 

¡Ahora y ya! con la protesta organizada en el barrio, en el cerro, en el edifico, en el zanjón, en la urbanización se  producirá el efecto incremental en todo el territorio y en toda la población del país para que aflore la libertad. Libertad para acabar definitivamente con la perversión militarista en el desgraciado rol del partido político en armas. Partido político en armas gestionado por supuestos generales que tendrán que rendir cuentas a la historia y a la sociedad como responsables de la regresión político-militar que ha dejado a Venezuela desprovista de la posibilidad de defensa frente a las nuevas amenazas y los conflictos carolingeos.

¡Ahora y ya! apunta a la República con ciudadanos organizados para que la protesta crezca hacia la resistencia civil y todo ello haga  factible el Referéndum Revocatorio. Referéndum Revocatorio que desplazará al régimen militarista cobarde  porque Venezuela no resiste más y el repudio mundial. ¡Ahora y ya! con la protesta, y de ser necesaria la resistencia civil, marcará un hito, un tiempo político para la creación y la concreción que no es otro más que la reinstalación de la democracia.

 

¡Ahora y ya! con el ciudadano protestando, con lo grupos políticos dispuestos a la resistencia civil será posible la reconstrucción de las instituciones que han sido secuestradas, ofendidas y maltratadas por bárbaros, que entendieron la política como una guerra y casi logran destruir a la Venezuela maravillosa, que hoy con sus protesta y resistencia civil permitirá la reinstalación democrática en el país haciendo buena la expresión ¡Ahora y ya es el tiempo de la democracia en el siglo XXI!

 

Es original,

 

  1. José Machillanda

Director de CEPPRO

@JMachillandaP