AN acuerda un rechazo a los Clap como mecanismo discriminatorio de distribución de alimentos

Foto: Reuters
Foto: Reuters

Este martes, la Asamblea Nacional debatió un emplazamiento al Ejecutivo nacional, debido al carácter discriminatorio que supondría la distribución de alimentos por parte de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap).

Al finalizar la discusión se aprobó un acuerdo de rechazo a los CLAP como mecanismo discriminatorio de distribución de alimentos.

Más temprano el primero en abrir el debate fue el diputado Julio Borges (MUD/Miranda) quien expresó que los venezolanos tienen derecho de comprar lo que deseen y donde lo deseen.

A su vez, el parlamentario indicó que los productos escasos en el mercado, son repartidos por los CLAP, para crear dependencia en el pueblo y agregó que la mayoría de los productos que tienen las bolsas que reparte el Gobierno, son del sector privado.

De la misma forma, la diputada Mariela Magallanes (MUD/) tildó como un “fracaso rotundo” la política alimentaria del país, debido a las estrategias que estaría aplicando el Gobierno nacional.

Contrario a tales declaraciones, el diputado Orlando Zambrano (Psuv/) aseveró que la bancada de la Unidad ataca a los CLAP “porque es una metodología creada para la distribución de alimentos sin discriminación”.

Por su parte, el diputado Virgilio Ferrer (MUD/Zulia) denunció en la sesión la serie de muertes de niños en la mencionada entidad, a causa de desnutrición.

En consonancia con este hecho, el diputado Macario González (MUD/Lara) aseveró que los venezolanos están protestando porque Gobierno viola su derecho a la alimentación y hay hambre en el país.

De la misma forma, el diputado Carlos Valero (MUD) increpó a la bancada oficialista por su accionar frente a la crisis alimentaria: “no utilicen el hambre del pueblo para hacer política”.

El Acuerdo

El Acuerdo refiere a que todas las personas son iguales ante la ley, y que la seguridad alimentaria es un derecho que garantiza el acceso de manera regular a la compra de alimentos suficientes de acuerdo a las tradiciones culturales del país.

También a que los venezolanos tienen los niveles de escasez más altos de los últimos años, y que cada 9 de 10 venezolanos no consiguen lo que buscan, que incrementan los precios y que Venezuela cuenta con la inflación más alta a nivel mundial.

Así mismo que la causa de escasez se evidencia en que la producción nacional ha sufrido caídas de producción de 40 %. También que la producción 15% de harina de maíz, y la mala gestión de redes públicas de distribución.

Que los Clap para la distribución de alimentos no están contemplados en la legislación venezolana, y que generan monopolio y control que son exclusivos de los poderes públicos.

Sostiene que es deber de la Asamblea Nacional rechazar los controles sobre la distribución de alimentos a través de los Clap, y exigir al presidente de la República el cese de los Claps, así como ratificar los acuerdos sobre la responsabilidad de funcionarios del gobierno por la mala administración de quienes han estado al frente de su distribución.

Para conocer de esta problemática se designó una comisión integrada por la diputada Mariela Magallanes, Carlos Valero, Julio Borges, Denis Hernández, Gaby Arellano y dos parlamentarios que debe designar el Gran Polo Patriótico.

Con información de Prensa AN