Manuel Malaver: El diálogo entre Punta Cana y Ramo Verde

thumbnailmanuelmalaverComo una continuidad del contacto celebrado “por separado” el sábado antepasado en Punta Cana, entre representantes del gobierno y la oposición con los expresidentes Rodríguez Zapatero, Fernández y Torrijos, debería caracterizarse la visita que realizó el domingo el socialista español a Leopoldo López en su prisión de Ramo Verde, pues, es evidente que, el encuentro no tenía otro propósito que sondear al presidente de “Voluntad Popular” sobre el diálogo en general, y sobre el “Revocatorio” en particular.

Inquietud que podría haber despejado el visitante, si no hubiera aceptado el veto que hizo el régimen al enviado de VP a Punta Cana, Carlos Vecchio, quien, sin duda, llevaba las opiniones de López sobre temas de tanta preocupación para una de las partes, que se vio forzada a dejar a Zapatero como un “tercero no imparcial”
Y citamos el “detalle”, porque, ni para los expresidentes, la MUD y, mucho menos, para Leopoldo López, “el caso Vecchio” debió parecerles un asunto “inocente”, pues expresaba, mejor que otros, la voluntad de Maduro de no permitir que el diálogo escapara de su control.

Pues ¿cómo que el gobierno empezaba el diálogo estableciendo quiénes debían o no participar y, revelando, de un plumazo, que ni Vecchio regresaría del exilio, ni Leopoldo López saldría de la cárcel, porque sus casos jamás estarían en la agenda de la negociación?.

Sin embargo, debemos admitir que la presencia de Rodríguez Zapatero en el calabozo de Leopoldo López el domingo expresa un cambio en esta decisión y la pregunta a formularse es: ¿por qué?.

La respuesta es obvia: las expectativas del gobierno, y de sus aliados, los expresidentes, con el diálogo, no se están cumpliendo, de una parte, porque la oposición no se muestra atraída por un diálogo que implique la renuncia al “Revocatorio”, y de otra, en la comunidad internacional crece la tendencia de que la crisis venezolana sea discutida en el contexto de una posible aplicación de la “Carta Democrática” de la OEA a Maduro, y no con un bypaseo de la misma, porque el régimen y que está negociando.

Por eso, dado el fracaso del diálogo había que buscar un reactivador y la elección no pudo ser más equivocada: Leopoldo López.