Orlando Viera-Blanco: El bochorno de la OEA

thumbnailorlandovierablanco¿Cuántos muertos más necesitan en la OEA para comprender la Carta Democrática Interamericana?
No puedo dar crédito ni mérito, a la reciente reunión de embajadores de la OEA (01/06/16). Debo confesar que tenía serias expectativas en el Consejo Permanente (CP) convocado por su secretario, Luis Almagro. No es poca cosa lo que se discutiría en el seno de la representación regional más importante del planeta: La inocultable situación deficitaria de Venezuela en términos democráticos. El resultado: discursillos entre cafés y recesos, que arrojaron un “consenso” baladí: Venezolanos dialoguen, que nosotros aquí-sin peligro de nada, a barriga llena y salud contenta-les deseamos bonne chance (buena suerte)

Recién leo la historia de una mujer en Pakistán, agredida por un hombre (desfigurada) por “exhibir [ella] más de lo apropiado”. La familia de la joven (25) consideró denunciar el hecho. Su abogado explicó la necesidad de hacerlo. Sin embargo en un “consejo vecinal” impusieron perdonar al agresor. El argumento: “Es mejor seguir nuestras vidas en paz y asegurar la convivencia de nuestra comunidad”. El abogado angustiado los persuadía del error que suponía la impunidad. Pero la víctima-entre miedos y presiones-accedió no presentar cargos. El abogado-desmoralizado-se abstuvo de pedir dispensa (lo hizo otro). En una entrevista el agresor declaró: “Estoy conforme por el perdón. Ahora me consideran un hombre más honorable-sic-.Incluso he recibido nuevas dotes por mi s hijas. Estoy tranquilo con mi consciencia y lo volvería hacer…” Y la joven concluyó: “En mi corazón él es culpable. Vivo con miedo. Pero Dios se encargará”. Hoy en esa ” vecindad” el terror sigue oculto bajo las burkas de sus mujeres…

Esta es la historia solapada de la OEA, entre intereses y conveniencias pusilánimes. Antes o después de la CDI. Desde la doctrina Betancourt, pasando por el incidente Zelaya hasta nuestros días, no es mucho lo que la OEA registra en defensa de la democracia. Venezuela va como mujer maltratada sometida por sus pretores, a la vista cómoda de sus vecinos (que reciben nuevas dotes). Nuestra procesión va por dentro. En mi corazón ni la OEA es honorable, ni la historia los exime de responsabilidad. Cuando Manuel Zelaya (Ex Presidente de Honduras), fue destituido del cargo por pretender por saltarse su constitución, cómo lo hizo HCHF en términos de alternancia, descentralización, federación, participación ciudadana, democracia representativa, separación de poderes, justicia y economía mixta, los primeros que apelaron a la activación de la CDI, fue el grupo de Sao Paulo. Maduro-Canciller en su momento-declaró la relevancia de un pronunciamiento de la OEA. Ipso iure expulsaron a Honduras del sistema interamericano, bajo la ficción que Manuel Zelaya había sido secuestrado y desterrado por los militares de su país. Insulza aterrizaba “de emergencia” en Tegucigalpa, y en horas el gobierno de transición Hondureño, quedó deslegitimado por la OEA. A rajatablas echaban por el suelo la única defensa legítima constitucional que conocía la historia de América desde su conquista. Por mucho menos, la sucesión Chávez-Maduro, mereció la misma reacción.

Insulza no pudo resultar más nefasto a la prevención de violaciones de DDHH en Venezuela. Tanto toleró ofensas, como mucha agua transcurrió bajo el puente: Elecciones parcializadas. Enmiendas a la medida del taita. Perseguidos y Presos políticos. Muertes inocentes en medio de una indudable represión, cuya responsabilidad pagan actores políticos tras las rejas o bajo juicios confesos (Dixit Nieves), manipulados. “Cicatrices” que desfiguran el alma de un noble pueblo, que ha soportado injustamente, todo lo que prohíbe la Carta de Lima/2001. La OEA lo que ha hecho son “cuartos intermedios” por más de tres lustros de anomia, criminalidad, hambruna y quiebre de libertades en Venezuela . Y la crisis explotó en sus narices. ¿Dónde quedó la misión de defender la democracia, los DDHH, la dignidad, la pluralidad, la transparencia, el conocimiento y el desarrollo sustentable de los pueblos?. En desechos de una sociedad de cómplices-pecadores.

Al mejor drible de su coterráneo Maradona, el P. del CP de la OEA, pretendió invocar con rigurosidad la CDI para Venezuela. De pronto Nicaragua, RD, Saint Vincent y Bolivia, apelan a “protocolos procesales”, y piden tiempo para instalar “comisiones de trabajo”, ergo aquella comisión de la verdad…que de verdad, sólo le va el título. Cuando llegó el momento de aprobar la resolución convenida por 21 naciones otorgando plácet a los good diplomatic intents o buenos oficios, llaman a un receso de 45 min (que se convierte en siesta de 4hrs), regresando con un manifiesto bajo la manga que “por consenso” resume un “anodino llamado al dialogo” (v.p.g Editorial Washington Post 04/06/16). La sesión cerró sin permitir siquiera derecho de palabra a Almagro y con el voto salvado de Paraguay.

María Corina y Ramos Allup, han sido los únicos que plantaron cara a delegados de la OEA. ¿Cuántos muertos más necesitan para comprender la CDI?. Gracias Paraguay y Almagro por salvar su voto. Van tranquilos con sus consciencia…No cómo aquellos “que lo volverían hacer…” !Que dolor, que vergüenza!

@ovierablanco