Sukerman: Se necesita medio salario mínimo para comprar un kilo de lentejas

Foto Judith Sukerman

La concejal del municipio Valencia, Judith Sukerman, señaló que comprar un kilo de lentejas actualmente, equivale a la mitad del salario mínimo en Venezuela, debido a que el precio de este grano es de 6 mil bolívares por kilogramo, mientras que el sueldo mínimo a penas sobrepasa los Bs. 11 mil.

Sukerman recordó que tradicionalmente los granos eran una solución a la falta de proteína animal en la dieta del venezolano, por lo que era un rubro normalmente adquirido por las familias más humildes.
“Anteriormente los granos eran considerados el alimento de los pobres, porque eran un sustituto económico de la carne. Hoy, lamentablemente son muy pocas las familias que pueden darse el gusto de tener este alimento en en plato. Sin duda alguna que, comer se ha convertido en un lujo en Venezuela”.

Sukerman destacó que los episodios de violencia, saqueos e intentos de saqueos son cada vez más recurrentes en el país, debido a la situación de hambruna que está atravesando el pueblo.”Ya en estos momentos, podemos decir que en Venezuela se está viviendo una situación que no dudamos en catalogar de hambruna, antes al ir a nuestras comunidades, los vecinos pedían ayuda para mejorar sus viviendas, o solicitaban alguna ayuda con equipos médicos como sillas de ruedas, o muletas, hoy, la gente pide comida”.

La concejal tildó de inédita la situación que vive el país y que según ella, ha llevado a los ciudadanos a hurgar comida entre la basura. “Son alarmantes los datos que acaba de suministrar el Centro de Documentación y Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) que afirma que los venezolanos pueden adquirir sólo el 6,3% de la cesta básica”

“Los números hablan por sí mismos, se necesitan 22 sueldos mínimos para adquirir la canasta básica familiar, ¿cuántas familias en el país tienen esa capacidad adquisitiva?”, cuestionó.
Comentó que es urgente que el Ejecutivo de luz verde al ingreso de ayuda humanitaria desde el exterior, pues son cada vez más alarmantes los casos de hambre y desnutrición en la población venezolana, debido a los errores cometidos por el Gobierno Nacional en materia económica y alimentaria.

“Necesitamos que el Gobierno entienda que se hace indispensable la apertura de un canal humanitario para el ingreso de ayuda internacional a nuestro país. Venezuela vive la peor crisis humanitaria de su historia contemporánea”, sostuvo Sukerman.