Jugadores jamaicanos lamentan haber fallado tantas oportunidades

(foto Reuters)
(foto Reuters)

Como “una oportunidad perdida” calificaron los jugadores de Jamaica el partido que perdieron 2-0 ante México la noche del jueves en Pasadena, que les eliminó de la Copa América Centenario.

Fue tal la incomodidad de la dirección del equipo caribeño, que su entrenador, Winfried Schäffer, no asistió a la rueda de prensa habitual después del partido, y envió en su lugar a su asistente Michael Coley, y al jugador Michael Hector.

La molestia del DT alemán puede deberse a la decisión del árbitro brasileño Wilton Sampaio de no cobrar penal lo que Schäffer considera una falta en el área mexicana sufrida por el atacante caribeño Clayton Donaldson.

“¿Quien sabe?. Tal vez ese penal hubiera cambiado la historia del partido. Pero igual no se puede ensuciar la imagen de lo que fue un buen partido”, reconoció Coley.

De su lado, Hector, defensor del Reading de Inglaterra, destacó que “conociendo al equipo de México salimos a arriesgar y jugamos agresivos, con espíritu colectivo”.

“El resultado no es la verdadera definición del juego. Pudimos marcar como tres goles pero tenemos que avanzar y dejar esto atras. Pensar en el siguiente partido”, añadió Hector.

En su despedida de este inédito torneo continental, Jamaica se medirá el lunes próximo a Uruguay en Santa Clara, norte de California, en duelo de equipos eliminados.

“Para nosotros un buen desempeño en ese partido es importante de cara a las eliminatorias mundialistas de Concacaf”, adivirtió Coley. AFP