Perros y gatos también sufren la escasez de alimentos y medicinas en Puerto La Cruz

(foto Rafael Delgado)
(foto Rafael Delgado)

Alimentos y medicinas para perros y gatos tam­bién integran la lista de los artículos que desaparecieron de los anaqueles de los comer­cios, en Puerto La Cruz. Así lo reseña eltiempo.com.ve / Elisa Gómez

Según vendedores de las agropecuarias y de algunos puestos del mercado municipal, la dificultad para conseguir los productos comenzó a mediados de octubre del año pasado.

“Desde que comenzó la es­casez se nos hace difícil adquirir los sacos, además aumentan los precios casi todos los días. Ya ni siquiera hay variedad de marcas. Por lo menos Súper Can es lo que medio se consi­gue ahorita”, comentó Josefina Heredia.

Explicó que en su puesto, hace varias semanas, vendía el kilogramo de perrarina en Bs 300 y ahora lo ofrece a Bs 900. En otros locales los costos oscilaban entre Bs 800 y Bs 1.700.

Con Reducción

Jorge Acosta, quien tiene desde hace cinco años un local en el mercado porteño, recordó que en el 2015 los proveedores le llevaban quincenalmente entre cinco y 10 sacos de Purina Dog Chow y Protican, pero poco a poco le fueron reducien­do los despachos hasta llevarle uno.

“Además, los costos subie­ron muchísimo y nos quitaron los créditos. Desde febrero tenemos que pagar chin chin”.

Acosta explicó que el saco (22 kg) de perrarina de la marca Dog Chow estaba en Bs 1.500, pero ahora venden 20 kilos por Bs 22 mil. El de Protican pasó de Bs 800 a Bs 12.500. El de Súper Can, que vendían en Bs 5.000, actualmente se consigue en Bs 13.000.

Mientras que, el saco de dos kilogramos de gatarina, que an­tes estaba en Bs 1.500, cuando se consigue lo comercializan en Bs 8.000.

Sobre los artículos de higiene para perros y gatos, destacó que la escasez se debe a que varias empresas que producían más de 15 productos entre champú, talco y jabón, quebra­ron a finales del año pasado y abril de 2016. “Si se consigue jabón o alguno de esos produc­tos cuestan seis veces más que la última vez”.

Los desparasitantes, garra­paticidas y antibióticos para las mascotas han desaparecido, en su mayoría, de los anaqueles de los expendios porteños.

Se han ajustado

La anzoatiguense Crucita Farías la escasez que se ha registrado en los últimos meses.

“Tengo cuatro perros: dos Poodles y dos criollos, a los que desde octubre tuve que cambiarles la manera de alimentarlos porque dejé de comprar la perrarina por saco para adquirirla por kilos, debido a los altos precios que tiene”.

Explicó que le da comida a las mascotas sólo una vez al día. “De resto consumen los pocos residuos que po­demos dejar, cuando ante­riormente les aseguraba los tres platos”.

Recordó que hace un mes les cayó garrapata y tuvo que reunir dinero durante varios días para adquirir un frasco pequeño de champú en Bs 1.500.