No mejora la situación de las colas para surtirse de gasolina en la frontera

A3-DLN234489

Pasados más de dos meses, las colas para surtir el vehículo de gasolina no mejoran en las distintas estaciones de servicio del estado Táchira, al contrario, tienden a aumentar, hecho que pareciera corroborar que las medidas tomadas por las autoridades no causan un efecto positivo. Así lo reseña lanacionweb.com

Al igual como las colas en los supermercados, en las distintas estaciones de servicio hay filas hasta de más de 50 carros esperando surtirse de combustible, como sucedió ayer miércoles en la bomba de La Guacara, causando la impaciencia de muchos conductores, que no entienden qué está pasando con la distribución de este hidrocarburo en el estado Táchira.

Hoy por hoy es casi imposible conseguir una estación de gasolina donde no se tenga que esperar, todas tienen hasta treinta y cuarenta vehículos, que implica invertir más de hora y media para poder llenar el tanque. Y otras están cerradas.

“Esto cada día es más complicado. Solo para echar gasolina la persona tiene que calarse una cola, que implica perder tiempo y de alguna manera exponerse a cualquier hecho de inseguridad”, apuntó una persona que hacía cola para abastecer su vehículo.

Al consultar a Luis Mora, quien surte a su vehículo sincrónico dos o tres veces a la semana, dependiendo del tiempo que utiliza su carro, aseguró que las colas son porque la gente está pasando la gasolina para Colombia por Guarumito.

“Por esa zona nadie pregunta nada, la pasan tranquilo. Un amigo me contó que con solo ponerla en La Fría, pagan la pimpina de 20 litros en cinco y seis mil bolívares, si la lleva más allá gana un poquito más, la gente se expone, no le importa, con tal de traerse unos miles en el bolsillo”, aseguró.

“Es riesgoso, pero igual se acostumbran a hacer el viaje que, al final termina siendo una pérdida, porque veinte viajes para esta zona no dan para comprar un caucho del vehículo utilizado para llevar la gasolina, pero igual la gente no entiende”, argumentó.

Un señor que vive en Coloncito, aseguró que es horrible surtirse de gasolina en este municipio. “Hace días hice una cola de más de dos horas y cuando llegué se había acabado la gasolina, no es justo”.

Es preferible pagarla en la bomba que trabaja con precio internacional, donde vale 150 bolívares el litro, es decir, por 20 litros pagué 3000 bolívares, no hice la cola y me dio tiempo para poder trabajar tranquilo.

“Con estos 3000 bolívares me puedo trasladar de Coloncito a San Cristóbal”, contó el señor.

Otro usuario cree que este problema tiene varios vértices, y uno de los principales es que no está llegando la suficiente gasolina. “Todos los días hay estaciones de servicio cerradas. En el día de ayer, la bomba de la autopista detrás de Venetubos, estaba fuera de servicio; la de la avenida Libertador tenía una cola muy larga y solo vendían de 95 (la más cara); en Táriba no estaba operativa la bomba El Diamante. “Dicen que a la gasolinera de Palmira solo traen una gandola semanal, es decir, el producto es insuficiente para cubrir la demanda”.

Al tratar de conseguir información oficial sobre la situación que se mantiene, e incluso en oportunidades se agudiza, en materia de suministro de combustible, no se encontró un vocero que diera a conocer esta problemática y qué se está haciendo para corregirla, a sabiendas que los usuarios están cansados de perder horas y horas para poder abastecer el vehículo de combustible.