Solicitarán al CNE reubicar máquinas hacia puntos donde hay más gente para validar firmas

95a6e446-bd92-4e99-90fa-57e61a40588e

La Unidad Democrática solicitará este mismo lunes al Consejo Nacional Electoral (CNE) la reubicación de máquinas captahuellas en puntos donde haya mayor número de personas para validar firmas, informaron los diputados Freddy Guevara y Delsa Solórzano.

Nota de prensa

Otra de las solicitudes que harán al ente electoral es que se extienda el tiempo de validación en aquellos puntos donde se retrase el proceso debido a fallas imputables al CNE.

Asimismo, exigieron la liberación inmediata de dos delegados de la Unidad, militantes del partido Voluntad Popular, Francisco Márquez y Gabriel Santamaría, quienes llevan más de 12 horas ilegalmente detenidos en el Destacamento 321 del estado Cojedes sin que se sepa conozca la razón para su detención.

Márquez y Santamaría viajaban con destino a Portuguesa para apoyar el proceso de validación de firmas en ese estado, cuando fueron detenidos a eso de las 10:30 de anoche.

Al hacer un balance del inicio de la jornada, Guevara informó que, en gran medida, el proceso está avanzando con normalidad en casi todos los puntos, aunque enumeró algunos inconvenientes “con el propósito de que se tomen los correctivos necesarios”.

En primer lugar denunció que el gobierno no está garantizando que en los sitios donde hay cortes de luz, no se afecte el proceso, como ocurrió en Aragua y Carabobo. “Si esto sigue ocurriendo, sería un saboteo”, dijo.
Asimismo, insistió “en el proceso de sustitución de máquinas para acelerar este proceso. Es una jugada sin sentido del CNE poner maquinas donde nadie o poca gente firmó”, indicó.

En ese sentido puso como ejemplo el caso de Ocumare de la Costa, donde pusieron cuatro máquinas a pesar de que solo firmaron mil personas, mientras que en Maracay pusieron tres máquinas pese a que firmaron 30 mil personas.

“Necesitamos que la sustitución de máquinas se haga lo antes posible porque el CNE no puede ser un obstáculo sino un facilitador para que la gente manifieste su voluntad”, indicó, explicando que las máquinas deben ser movidas “de los sitios donde ellos saben que no hay nadie, porque en esos sitios nadie firmo, y que son los más alejados en cada uno de los estados. Deben llevarlas a las poblaciones que están activas para validar”, insistió.

Asimismo, exigió que el CNE “compense el tiempo donde hubo fallas por culpa de ellos. Es decir, si en un punto alguna maquina falla por falta de luz, el proceso no puede parar a las 4 de la tarde. Si en algún punto hubo algún mal manejo de la maquina por parte del operador y se instaló tarde o se retrasó la cola, ese tiempo tiene que ser compensado”.

“Es menester que se compensen las horas de retraso, y esta petición la haremos formalmente en breves minutos al CNE. No pueden ser imputables a los electores las culpas del gobierno o del Estado”, precisó, por su parte, Delsa Solórzano.

Llamado a firmantes de Caracas y Miranda

Aunque está en el grupo de los excluidos, Solórzano acudió a la sede del CNE de Plaza Venezuela, desde donde hizo un llamado a los electores de Caricuao, Antímano, La Vega y El Paraíso para que vayan a validar sus firmas a Macarao y no a Plaza Venezuela “porque aquí hay muchísima gente”.

“La misma situación se está presentando en Los Teques, donde la participación es masiva desde muy tempranas horas de la mañana”, dijo. En ese sentido llamó también a los firmantes de Baruta y de Chacao para que se movilicen a sitios distintos del interior del estado Miranda distintos a El Hatillo, porque la capacidad de las maquinas instaladas en este municipio no es suficiente para atenderlos a todos.

“A pesar de todas las trabas que ha colocado el CNE para impedir nuestros derechos ciudadanos, vamos a lograr en breve tiempo el uno por ciento de las firmas, y poder pasar a la segunda etapa de esta solución al terrible conflicto económico, político y social que vivimos en Venezuela. A los venezolanos no nos queda más que decirle al mundo entero que somos demócratas y que sí va a ganar la democracia”, apuntó.

Por su parte, el diputado Tomás Guanipa insistió en la necesidad de aumentar el número de máquinas porque ese millón 352.052 personas llamadas a validar “tienen derecho a poner su huella digital, no pueden quitarle ese derecho”.

“El proceso está funcionando hasta ahora correctamente en la mayoría de las partes, pero insisten en poner puntos donde hay apenas el 0,2 % de validantes. Por lo tanto, debemos concentrarnos en los puntos donde hay más gente”, agregó.

Por ello, instó al CNE a facilitarle el proceso a la gente. “No le tengan miedo al pueblo. El pueblo salió en paz, con entusiasmo y alegría porque saben que está haciendo lo que corresponde para que Venezuela cambie”, concluyó.

ea8e8311-f5bb-4b0d-94bd-b6b047136639

0da0960b-ff6c-4d08-849c-230fc0038d4e