“Convirtámonos en remolcadores del revocatorio”

Vente-con-jovenes

“Convirtámonos en remolcadores del revocatorio. Todos aquellos a quienes les invalidaron las firmas pueden ayudar transportando a los que deben validar la suya. Todos aquellos que por alguna razón no lograron estampar sus rúbricas pueden contribuir llevando a los puntos de validación a los que sí pueden refrendar la solicitud para el referendo”, así fue el llamado que desde Vente Venezuela efectuó el coordinador político regional, Williams Caballero.

Caballero, quien estuvo acompañado por el diputado Omar González Moreno, precisó que las “trampas y triquiñuelas” auspiciadas por las “cuatro comadres” del Consejo Nacional Electoral (CNE) no evitarán que los ciudadanos activen el proceso revocatorio en contra el régimen.

El integrante de la Dirección regional de Vente Venezuela en Anzoátegui, flanqueado por dirigentes juveniles, invitó a los miles de anzoatiguenses que puedan validar su rúbrica a que se activen.

“Nos estamos jugando a Rosalinda. Es la hora de enrumbar a Venezuela hacia un futuro de libertad, democracia y progreso”, dijo.

Williams Caballero acotó que la movilización es fundamental para alcanzar los objetivos trazados.

La ubicación de los puntos de validación de las rúbricas fue otra estratagema del régimen para dificultar la expresión ciudadana.

Agregó que hagan lo que hagan desde Miraflores, el CNE o el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) los venezolanos sabrán derrotar los obstáculos y encontrar la ruta hacia la salida a la crisis que atravesamos en la nación.

Indicó que desde la cúpula oficial desconocen la fuerza de una ciudadanía con hambre de cambio y futuro.


Calle y más calle

Williams Caballero aseguró que los venezolanos tienen que estar en las calles de forma cívica y pacífica como medio de presión.

“Cualquier iniciativa que se tome para lograr la salida de Maduro y el fin del régimen tiene que estar acompañada con expresiones ciudadanas en las calles, tienen que ser respaldadas con manifestaciones masivas”, sostuvo.