Exiliados respaldan gestiones de Ramos Allup ante la OEA

Foto: Oscar Pérez / Nota de prensa
Foto: Oscar Pérez / Nota de prensa

El grupo de exiliados venezolanos conformado por Óscar Pérez, José Gregorio Briceño, Carlos Ortega, Eduardo Lapi, Ramón Martínez, Eduardo Manuintt, Lenny Manuitt y Juan Fernández, manifestó a través de una carta, su apoyo a la presencia en la Organización de Estados Americanos (OEA) de Henry Ramos Allup, presidente de la Asamblea Nacional.

A continuación, el contenido de la misiva:

Nosotros, perseguidos políticos venezolanos en el exilio el día de hoy queremos expresar nuestro más entusiasta respaldo a las gestiones que el Presidente de la Asamblea Nacional, Henry Ramos Allup, viene adelantando ante el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, previo a la sesión del Consejo Permanente que discutirá la situación de Venezuela y la posible aplicación de la Carta Democrática.

Venezuela atraviesa su más aciago momento y requiere sin titubeos que sus hijos, siempre pensando en el bienestar y el futuro de la patria, se coloquen del lado correcto de la historia y a pesar de las cobardes amenazas de quienes embriagados de poder y huérfanos de apoyo popular pretenden acallar las voces disidentes a un modelo político incapaz, ineficiente, irresponsable y corrupto.

Expresamos toda nuestra solidaridad y gratitud a Henry Ramos Allup y a los Diputados de la Asamblea Nacional que valientemente han emprendido una histórica cruzada internacional para que el mundo sepa la tragedia por la que atraviesa nuestra amada Venezuela y su pueblo, hoy al borde de una hambruna y pandemia por falta de alimentos y medicinas, como consecuencia de la irresponsabilidad del gobierno de Nicolás Maduro.

La Asamblea Nacional es el poder del estado venezolano que goza con el mayor nivel de legitimidad y respaldo popular. Representa para la inmensa mayoría de los ciudadanos venezolanos la tribuna para alzar su voz de protesta frente a los constantes abusos, desmanes y atropellos a la Constitución Nacional y a la legalidad adelantados por el moribundo régimen de Nicolás Maduro.

Este trágico momento por el que transita nuestro país debe servir de escenario para que la Organización de Estados Americanos (OEA) discuta y aplique la Carta Democrática Interamericana en Venezuela, pues es evidente que se ha producido una grave ruptura del hilo constitucional. Es hora de reafirmar que los gobiernos pueden gozar de legitimidad de origen, pero en medio de sus reprochables acciones al margen de la Constitución Nacional terminan arropados con el manto de la ilegitimidad de desempeño.

Venezuela es mucho más que Nicolás Maduro; ¡Venezuela tiene futuro!