Sector de la pesca en Sucre sigue en crisis tras creación de Ministerio de Pesca y Acuicultura

Foto: Prensa Unete Caracas
Foto: Prensa Unete Caracas

Sindicatos de la industria aseguraron ayer que Ángel Belisario, titular del Ministerio de Pesca y Acuicultura, organismo creado en enero de este año, no ha realizado las tareas encomendadas por el presidente Nicolás Maduro.

Según indicó Roger Palacios, vocero del sector y miembro de la Unión Nacional de Trabajadores (Unete), luego de casi seis meses de la creación del ministerio, no se ha alcanzado ni aumento de la producción ni precios justos.

El sindicalista aseguró que la escasez de insumos y materia prima persiste, la caída de producción de atún enlatado y sardina se mantiene en cerca de 70%, aún hay plantas paralizadas como La Gaviota y otras con paralizaciones entre semana como FEXTUN y Alimento Margarita, algunas plantas en las que solo trabajan parte de sus líneas de producción, el atún fresco es vendido a sobre precio, lo que dispara también los precios de atún enlatado. Además, los despidos y deterioro laboral aun esta sin resolver.

“El atún fresco se vende más caro que en el exterior, por eso una lata pequeña podrá costar hasta dos mil bolívares (…)” sostuvo palacios.

El representante sindical recordó que el presidente Maduro, durante una transmisión el pasado 10 de enero para informar los resultados del primer consejo de vicepresidentes, aseguró que este ministerio se creó para “elevar la producción y garantizar el precio justo”, metas y orden que no se han cumplido.

El líder del sector alimento también aprovechó la oportunidad para alertar que, desde ese ministerio, se pretender comenzar la privatización de las empresas de la pesca perteneciente a Pescalba.

“Es una alerta temprana. Van a comenzar a desmembrar las plantas que están bajo la administración de Pescalba, para vender parte de su propiedad una por una y sabemos que hay grupitos de empresarios en esa jugada, incluso están en la mira algunas de las plantas que son sustentables”, denunciaron los sindicatos.

Los sindicatos exigen que el ministerio y el Gobierno se sienten con ellos para implementar planes que restablezcan paulatinamente la producción, logren la caída de los precios de este alimento y restituyan sus puestos y condiciones de trabajo.