Holguín: No dejaremos que nuestros hermanos venezolanos pasen hambre y necesidad por medicinas

En la imagen de archivo, la canciller colombiana María Ángela Holguín habla con la prensa en La Habana. 23 de junio de 2015. Los gobiernos de Argentina, Colombia, Chile y Uruguay manifestaron el martes su apoyo al referéndum revocatorio que promueve la oposición venezolana para acortar el mandato del presidente Nicolás Maduro, uniéndose a las voces de la Organización de Estados Americanos (OEA) y de líderes políticos mundiales. REUTERS/Colaborador
REUTERS/Colaborador

 

 

La canciller colombiana, María Ángela Holguin, dijo hoy en la ciudad fronteriza de Cúcuta, cuyo punto limítrofe con Venezuela permanece cerrado desde hace casi un año, que este se reabrirá cuando haya mayor seguridad y control del contrabando.

EFE

“No me voy a comprometer con una fecha, pero cuando reabramos la frontera (… será) distinta, segura y con mayor control de contrabando”, dijo Holguín a periodistas tras llegar a la localidad.

Ese paso fronterizo fue cerrado en agosto del año pasado por orden del presidente venezolano, Nicolás Maduro, como parte de una campaña contra el contrabando y presuntos paramilitares que operan en la zona.

En este sentido, Holguín destacó que para “volver a habilitar al 100 % la frontera” es necesario que haya “programas y relaciones entre las fuerzas militares” de ambos países.

El objetivo es “no volver a lo que ha habido” para que “haya una frontera segura y controlada”.

El pasado 30 de junio los ministros de Defensa de Colombia, Luis Carlos Villegas, y de Venezuela, Vladimir Padrino, se reunieron para comenzar a trabajar en ese punto, según recordó hoy Holguín.

Durante su visita a Cúcuta, capital del departamento de Norte de Santander y principal paso fronterizo con Venezuela, la canciller señaló que dialogará con las autoridades locales y regionales, así como con los empresarios y gremios de la zona.

Preguntada por la situación registrada ayer en Cúcuta, cuando unas 500 mujeres venezolanas se enfrentaron con la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) para cruzar a Colombia a comprar víveres, Holguín dijo que no dejarán a los ciudadanos del vecino país con “problemas de hambre y necesidad de medicamentos”.

“No vamos a dejar que nuestros hermanos venezolanos pasen problemas de hambre y necesidad de medicamentos (…) jamás cerraremos (el paso) a venezolanos con necesidades”, agregó.

En este sentido, señaló que si es necesario “ampliar el corredor humanitario” abierto entre ambos países lo harán.

Colombia y Venezuela comparten una porosa frontera terrestre de 2.219 kilómetros en la que el contrabando es frecuente.