Inaesin: El país reclama diálogo social en defensa de trabajadores que mueren de hambre

Inaesin

La directiva del Instituto de Altos Estudios Sindicales (Inaesin) realizó un diagnóstico sobre la grave situación de los trabajadores en Venezuela, en las cuales analizan el crecimiento de la inflación, la devaluación continua del bolívar constituyendo estas en señales inequívocas de la merma alarmante del poder adquisitivo. Asimismo destacaron como preocupantes las amenazas por ejercicio de los derechos políticos contrarios al Gobierno de Nicolás Maduro, tal como está ocurriendo con los despidos injustificados en el sector público por haber firmado para solicitar el referéndum revocatorio.

Liberby Sánchez, directora de proyectos de Inaesin, explicó que con esta realidad no es extraño la alta conflictividad laboral presentes en el país, ya que está dada mayoritariamente por la necesidad de los trabajadores de recomponer sus salarios, en un contexto donde ya ni los índices de la inflación pueden medirse y con un desabastecimiento alarmante. “Esto afecta severamente el bolsillo de la población trabajadora, siendo un factor determinante en la subida del precio de los alimentos y medicinas fundamentalmente”, dijo.

Sánchez reveló que desde el año 2014 el Instituto Nacional de Estadística (INE) no ha realizado publicación alguna con relación a la canasta básica y alimentaria Familiar, pero según cifras del Centro de Documentación y Análisis para los Trabajadores (Cendas) junto a la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM), han reflejado un aumento brutal. “Solo en el mes de mayo de 2016 se elevó a 226.462,17 bolívares, este aumento fue de 22,5% con respecto al mes anterior, equivalente a 41.555,82 bolívares, es decir, que en la actualidad se necesitan, al menos, 15 salarios mínimos para adquirir la cesta alimentaria para cinco miembros. En tan solo un año subió 817,1%.”.

Informó que en el caso de la Canasta Básica Familiar, la cual incluye otros productos y no solo los alimenticios, aumentó de forma enorme también, colocándose en 303.615,59 bolívares, incrementándose en 18,5% con respecto al mes anterior, equivalente a 47.468,80 bolívares. “Es decir que en la actualidad se necesitan 20,2 salarios mínimos para adquirir la cesta básica, subiendo en apenas 12 meses 608,6%”, acotó.

Señaló no obstante que estas estadísticas solo pueden ser tomadas como referencia, porque la realidad indica que no solo el aumento de los precios es constante sino que cada día se dificulta más conseguir los productos básicos. Los trabajadores luchan por sobrevivir en la peor crisis que ha tenido nuestro país”.

Concluyó expresando que desde Inaesin consideran prioritario el objetivo de impulsar el diálogo social por la defensa del trabajo decente, la libertad sindical , el derecho a la contratación colectiva, respeto del empleo público y la creación de un marco adecuado para el desarrollo industrial, así como la creación de empleos productivos y bien remunerados. “Estos temas y otros temas, se están debatiendo en tres ciclo de foros que se están realizando en 8 regiones del país, centrándonos en aumentar la capacidad de las organizaciones laborales para representar sus miembros y generar insumos para la generación de políticas públicas para el desarrollo del diálogo”, sentenció.