Israel instala obstáculos en sus calles para evitar atentados como el de Niza

Protecciones contra ataques en una parada de autobús en Netanya. AYUNTAMIENTO DE NETANYA
Protecciones contra ataques en una parada de autobús en Netanya. AYUNTAMIENTO DE NETANYA

 

El uso de un vehículo para realizar ataques terroristas es un fenómeno conocido en Israel, que en los últimos años ha registrado numerosos atropellos intencionados a cargo de palestinos ya sea con tractores, camiones o coches.

Por Sal Emergui | El Mundo (España)

Sólo entre octubre y febrero del 2015, los organismos de seguridad israelíes contabilizaron más de 20 ataques de este tipo. Ningún atentado, sin embargo, ha llegado al terrible balance de muertos del de Niza.

Después de que algunos de los atropellos mataran e hirieran a varias personas que estaban esperando el tranvía o el autobús, la Policia israelí desplegó efectivos de seguridad e instaló obstáculos físicos en numerosas estaciones.

Por ejemplo, se suelen utilizar pequeñas barras -en ocasiones metálicas-, colocadas de tal forma que evitan o dificultan que un coche o camión pueda chocar frontalmente con la parte central de la parada donde suele reunirse la mayor parte de transeúntes.

Cuando hay concentraciones importantes en Israel -manifestaciones y festividades que congregan a decenas de miles de personas- la Policía suele colocar dos grandes autobuses en los dos extremos del lugar para evitar que un vehículo irrumpa con fuerza embistiendo a los ciudadanos. Se trata sólo de una de las medidas de seguridad basadas en la teoría de los círculos con participación de agentes uniformados y de paisano.

El atropello es un instrumento sencillo y letal de ataque. No requiere una infraestructura especial ni la ayuda de otras personas, está al alcance de todo aquel que tenga acceso a un vehículo, suele ser muy difícil de evitar (depende de la decisión que tome el atacante en una fracción de segundo en una acción que inicialmente puede parecer un accidente) y es capaz de provocar muchos muertos.

Desde hace años, Hamas alienta a los suyos a cometer también este tipo de ataques en Israel al ser más sencillos que usando armas o explosivos. Acciones que se adecuan al llamado ‘lobo solitario’.

“Sionista (hombre) huye, Sionista (mujer) huye, porque en cualquier momento moriréis arrollados por un coche“, advierte un vídeo del grupo islamista.

“Tomamos medidas preventivas, pero es muy difícil, ya que dependemos de que un tipo esté suficientemente incitado al odio para asesinar a quien vea en su camino o tenga un problema personal y decida repentinamente solucionarlo con un volantazo contra civiles”, comentan fuentes de seguridad israelíes.