Cierran playas de California por derrame de 9 millones de litros de aguas negras

CALIFORNIA-AGUAS_NEGRAS_SPANCATOR203

Varias playas en la región de Los Angeles, oeste de EEUU, fueron clausuradas al público el martes luego que unos 9,5 millones de litros de aguas residuales se derramaran por una línea averiada el lunes y reparada más tarde, dijeron funcionarios estatales. AFP

El derrame -descrito a la AFP por un alto oficial del Departamento de salud local como el mayor de los últimos años- comenzó el lunes por la tarde, cuando la parte superior de una tubería de alcantarillado colapsó, enviando escombros por la tubería y causando desbordamiento.

Equipos técnicos lograron detener la fuga por la tarde ese día, pero la cañería se abrió nuevamente el martes, enviando aguas vertidas al río Los Ángeles, que las llevó al océano Pacífico.

Finalmente la fuga pudo ser contenida y se reparó la cañería en la jornada al inicio de la tarde, sostuvo Tonya Durrell, portavoz del Departamento de Obras de la ciudad de Los Angeles.

La pérdida se debió a daños en “una canalización antigua que data de los años 1920” la cual “teníamos previsto reparar”, señaló Durrell.

Previamente, las autoridades ordenaron que todas las playas de la famosa área de Long Beach y una parte de Seal Beach sean clausuradas al público hasta que sus aguas sean sometidas a exámenes clínicos.

Nelson Kerr, del Departamento de Salud de Long Beach, dijo a la AFP que estaría suspendida la autorización de inmersión y nado en esas áreas hasta el jueves al menos.

Long Beach tiene al segundo puerto más activo de Estados Unidos después de Los Angeles.

“Este es el mayor derrame que tuvimos en nuestros últimos registros”, sostuvo Kerr, acotando que la tubería quebrada debe haber sido dañada durante un ciclo de construcciones en el área.

Kerr había estimado más temprano que se temía que unos cinco millones de galones (casi 20 millones de litros) pudieran resultar vertidos hasta el momento en que se llegara a reparar la avería, lo cual logró evitarse.