Los precios de los viajes de negocios se mantendrán estables en 2017

transpaviajerosT1prat 15 juliotranspa

Las tarifas de los viajes se incrementarán de forma marginal o se mantendrán planos en 2017, según se desprende del informe Previsión Global de Precios del Sector de los Viajes en 2017 realizado por GBTA Foundation y Carlson Wagonlit Travel.

La incertidumbre geopolítica, económica y de todo lo que rodea al Brexit hará que los gestores de viajes tengan que mantener su flexibilidad y agilidad a la hora de gestionar sus programas de viajes.

“La previsión muestra únicamente incrementos marginales o precios de los viajes planos pero en 2017 la clave para construir programas de viajes de éxito será vigilar de cerca el panorama global cambiante y saber reaccionar”, según afirma Jeanne Liu, vicepresidenta de Estudios de la GBTA Foundation.

Ligeras subidas en las tarifas aéreas

El informe prevé que los precios del aéreo aumenten un 2,5 % en 2017. Sin embargo, las tarifas podrían caer por debajo de los niveles de 2015 en algunos mercados debido a que los precios del crudo se mantienen bajos.

Los cargos por servicios complementarios tendrán un impacto creciente. En 2015 aumentaron hasta pasar a constituir el 7,8% de los ingresos globales de las aerolíneas y se espera que esta tendencia creciente continúe.

En la región de Asia Pacífico se prevé una caída de los precios del 1,1 %, no obstante se espera que se mantenga mayormente estable en 2017 gracias a los bajos precios del petróleo.

En Europa, Oriente Medio y África se observarán situaciones variadas. Concretamente en Europa del Este los precios aumentarán un 4 % debido, en parte, a una competencia limitada. Sin embargo, en la parte Occidental del Viejo Continente se espera que aumenten un 0,5 % y en África y Oriente Medio un 2 %.

En Latinoamérica y el Caribe se prevé que se produzca una bajada de los precios del 1,9 % y en Norteamérica es probable que los precios crezcan un 3,7%.

Fusiones hoteleras

El impacto en los precios de las grandes fusiones hoteleras, como la de Marriott con Starwood no se notará hasta el año 2018. Los servicios hoteleros como el de habitaciones, la lavandería y la seguridad siguen siendo importantes para los viajeros corporativos.

Por lo tanto, los hoteles tradicionales siguen siendo una alternativa atractiva para los viajeros de negocios a pesar de las opciones que ofrece la economía colaborativa.

En Asia Pacífico se prevé que los precios caigan ligeramente un 0,6 %. Europa, Oriente Medio y África de nuevo existen diferencias en función de las zonas ya que los incidentes geopolíticos tienen un impacto en las tarifas de hotel.

Además, los bajos precios del gas y del crudo han hecho que los viajes corporativos del sector decrecieran, principalmente en Oriente Medio, África y Rusia. Se anticipa que los precios bajen en Europa del Este un 2,4 %. En Europa Occidental, las tarifas aumentarán un 1,8 % y en Oriente Medio y África las tarifas decrecerán ligeramente; un 0,5 %.

En Latinoamérica y el Caribe: se prevé que los precios caigan un 0,9 %. En Norteamérica en total, se espera que el coste de una noche de hotel se incremente un 4 % en 2017, pero la diferencia entre ambas costas será notable.

Precios planos en el transporte terrestre

Un clima de intensa competitividad dictará que los precios del sector del transporte terrestre se mantengan planos a nivel global. En Asia Pacífico se espera que los precios se incrementen ligeramente concretamente un 0,8 %.

En Europa, Oriente Medio y África se prevé que, en general, las tarifas se mantengan planos con una ligerísima bajada del 0,1 % prevista en Europa Occidental. En Latinoamérica, los precios avanzarán un 0,5 % y en Norteamérica no experimentarán cambios.

Reuniones y eventos

Se espera que se produzcan incrementos moderados en el coste diario por asistente en Asia Pacífico y Norteamérica. Se prevé que los precios en Europa se mantengan planos y que bajen un 10 % en Latinoamérica. El tamaño de los grupos crecerá de forma marginal en torno a un 3-6 % en Asia Pacífico, Europa y Norteamérica mientras que en Latinoamérica se mantendrá sin cambios importantes.