Maestros resguardan bienes escolares para evitar hurtos durante vacaciones

Fotografía del 1 de junio de 2016 muestra sillas y escritorios en un salón de clases abandonado en una escuela secundaria pública en Caracas, Venezuela. Oficialmente, Venezuela canceló este año 16 días de escuela, incluyendo clases del viernes, debido a una crisis de producción de electricidad. En realidad, los niños venezolanos están perdiendo ahora un promedio de 40% de tiempo de clases, calculó un grupo de padres de familia, y una tercera parte de los maestros falta a clases cualquier día dado para formarse en filas para conseguir alimento. (AP Foto/Ariana Cubillos)
AP Foto/Ariana Cubillos

“Nos llevamos los equipos porque es prioritario resguardar lo poco que tenemos. Además, la Unidad Educativa Alberto Ravell queda demasiado desprotegida y de esa forma tratamos de evitar los daños”, expresó Iris Gamboa, directora de la mencionada institución.

Nuevo Día

Agregó que durante el año escolar maleantes se metieron por la cocina del plantel y se llevaron varias cosas, “por eso es que hemos planificado preservar los equipos“.

Por su parte, la coordinadora de educación inicial de la Unidad Educativa Obdulia de Arrioja, Erika Vera, manifestó que los docentes que viven lejos del plantel se están llevando todos los materiales que puedan.