Le fue infiel con su primo, por eso la violó y la mató en Zulia

214edac4-24da-434b-acd1-bcfdb2cc3bef_W_00600

Una historia de terror fue la que contó en la sede del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (CICPC) Richard Antonio González Montiel. A sus 21 años cometió uno de los crímenes más horrendos en la parroquia La Concepción del municipio Jesús Enrique Lossada. Esta madrugada confesó por qué y cómo violó a su hijastro, Ángel Urdaneta, de 3 añitos de edad. Así lo reseña notitarde.com

Descubrió que su prima y actual pareja, una adolescente de 17 años, se veía a escondidas con un primo de ella, con quien estuvo unida sentimentalmente hasta el punto de tener un hijo de este. Ese fruto no era otro que el pequeño Ángel y por ello decidió vengarse ocasionándole el mayor de los daños, hasta la muerte.

Los sabuesos de homicidios del CICPC-Zulia desmoronaron inmediatamente la coartada que Richard González había formulado e hicieron que confesara. Fue entonces cuando el criminalcomenzó a relatar su historia con la jovencita. Él, teniendo 15, y ella 12, se enamoraron. No pasaron muchas semanas cuando comenzaron a vivir juntos. Ambos, de origen wayúu, iniciaron una vida de pareja. La adolescente salió embarazada, pero perdió al bebé. Luego de ello, se separaron, y ella comenzó un nuevo romance con otro de sus primos. Con este corrió la misma mala suerte: salió preñada y él la abandonó.

Hace como un año Richard Antonio González y la adolescente se volvieron a juntar. Ella ahora con 16 años y con una carga de dos niños, uno de estos Ángel Urdaneta. Vecinos de la invasión Araguaney, alojada frente al cementerio El Edén, lugar donde ocurrió el crimen, conversaron esta mañana con NAD y revelaron que la pareja tenía apenas tres días viviendo en ese lugar, donde además habitan, en otros ranchos, parientes de Richard.

Venían procedentes de un sector cercano llamado “Cucurucho”, donde residen los padres de Richard González. Yeinny González, líder comunitaria del Aragauney, dijo que la pareja comentó que se encontraba desamparada y no tenían dónde vivir. “Ella nos aseguró que estaba embarazada y por eso la ayudamos. Llegaron con tres niños: dos pequeños y uno de 13 años. Si hubiese sabido qué clase de muchacho era él jamás lo hubiésemos ayudado”, aseguró.

Como a las 7.00 de la noche de ayer, Yeinny dijo que fueron sorprendidos cuando la adolescente llegó pidiendo auxilio pues su pareja Richard había llegado con el pequeño Ángel entre sus brazos, moribundo, sin reaccionar. El sujeto aseguró que dos hombres en moto lo habían interceptado, le robaron la bicicleta y lo golpearon a él y al niño. Cuando la comunidad fue hasta el rancho no le vieron golpes y comenzaron a dudar de lo que decía el sujeto. A quien sí vieron herido fue al pequeño. Estaba cubierto con una sábana y sobresalía una mancha roja que indicaba que se trataba de sangre. Inmediatamente lo llevaron al hospital Jesús María Vargas de La Concepción, pero ya estaba muerto.

Como a las 10.00 de la noche, Richard González fue llevado por su padre al mismo hospital, porque este afirmaba que lo habían golpeado. En ese centro hospitalario los médicos ya habían descubierto que el pequeño fue golpeado y violado. La noticia se regó como pólvora entre las habitantes de la invasión e indagando se enteraron de que el padrastro había llevado al niño para matarlo en un sector cercano llamado “El Saque”, por ser una vieja extracción de tierra.

Funcionarios, al saber del caso, inmediatamente se dirigieron al hospital y detuvieron a quien ya se había convertido en el “Monstruo de La Concepción”.

Detectives del CICPC llegaron a las 3.00 de la madrugada al rancho, donde vivían desde el domingo la pareja y los niños, para realizar una inspección. De allí partieron a la delegación y en cuestión de horas Richard confesó al ser interrogado.

Dijo, sin arrepentimientos, que la semana pasada se enteró de que su mujer salía de la casa manifestando que visitaría unos parientes, pero en verdad se veía con su antiguo novio y primo, el padre del pequeño Ángel Urdaneta. Por ello planificó vengarse de la forma más cruel, violando al pequeño.

Ayer nuevamente supo que la adolescente tuvo una nueva cita amorosa con el primo y esta vez decidió ser más cruel. Salió con el niño y a quienes se consiguió en el camino les comentó que iría a una bodega. Pero el destino fue otro. Tomó hacia ‘El Saque’. Allí violó otra vez y golpeó fuertemente al indefenso infante hasta causarle la muerte.

Cuando los investigadores, indignados, le preguntaron si a él le hubiese gustado que le hicieran tanta maldad, reveló que a los 8 años lo habían violado, en un acto por justificar lo que había hecho.