Alza en matrículas causa “migración” a colegio público en Anaco

(foto Robert Acosta)
(foto Robert Acosta)

Una preocupación asalta la mente de Carmen García desde hace algunos meses. Incluso admite que en las últimas semanas el asunto le ha causado insomnio. Así lo reseña eltiempo.com.ve / Danela Luces

¿La razón?: el inminente aumento de la matrícula escolar en el colegio privado donde sus hijos de 15 y 10 años cursan el 9° año de bachillerato y 4° grado, respectivamente, ya que por más que saca cuentas los números no le cuadran y sus ingresos no le permitirán pagar ese incremento.

“Hasta ahora pagaba Bs 14.800 mensuales por ambos (Bs 7.400 por cada uno), pero ya nos notificaron que ahora la mensualidad será de Bs 15.800 por cada uno. Es mucho para nosotros porque también debemos cubrir los gastos de alimentación y servicios, y no podemos con todo. Lo pensamos bien y tendremos que sacar al niño más pequeño para una escuela pública”.

Como ella, hay muchos padres en Anaco que están “migrando” a sus hijos del sector educativo privado hacia el público por la misma situación. De acuerdo con varias entrevistas realizadas por el equipo de El Tiempo, el alza en el costo de las matrículas de los colegios para el período 2016-2017 oscila entre 89% y 115%.

Entre los representantes que han ido tocando puertas en busca de alternativas en instituciones educativas del Estado, están Luzmila Gómez, Fernando Medina, Luis Tineo y Eglimar Urbano. Coinciden en que la escalada inflacionaria ha sido “implacable” con el bolsillo de los ciudadanos y, aunque lamentan tener que hacer la “transición”, dicen que no les queda más remedio.

“Tengo una sola hija y estudia en la Unidad Educativa Vicente Campo Elías. Hasta este año pagaba Bs 7.800 mensuales, pero ahora costará Bs 14.400. Aunque me encantaría que siga estudiando allí, el dinero no me alcanza. Si no le busco cupo en otro liceo no podremos comer en la casa, debido a que el costo de la matrícula casi equivale al sueldo mínimo. Antes hacía un esfuerzo, pero ahora es imposible”, dijo Eglimar Urbano.

“Mis dos hijos han estudiado en colegio privado, pero ya no puedo pagarlo”, refirió Fernando Medina. Señaló que inició el proceso de búsqueda de cupo, “pero el gobierno cambió el mecanismo y ahora están involucrados los consejos comunales. No es tan sencillo como antes”.

Nuevo esquema

A través de fuentes extraoficiales se conoció que el Ministerio del Poder Popular para la Educación maneja un Comité de Inclusión Escolar que involucra a los voceros del sector en esas instancias vecinales, “que hacen punto y círculo en cada institución, es decir, que están ubicados en las adyacencias y que la bordean”.

Los interesados deben contactar al representante de Educación del ente comunitario, que será el encargado de registrar en un listado a los niños y adolescentes que deseen ser admitidos en un plantel público.

“Esto permite verificar que el niño o adolescente vive en el sector. Es una manera de sectorizarlos y tratar de ubicarlos en una escuela cercana”.

La fuente señaló que ante la gran demanda de cupos en instituciones situadas en zonas populares hay mucha preocupación en el sector educativo, pues puede haber “sobrepoblación en las aulas”.

“Hay escuelas de zonas populares que este año tenían 17 niños en un grado y para el próximo período escolar han duplicado la cifra”.