Terrorismo: La amenaza de los lobos solitarios

matanza_munich

 

Este viernes un adolescente de 18 años la emprendió a tiros en un McDonald’s y un centro comercial en Múnich. De las nueve víctimas mortales, hubo veinte heridos, ocho tenían entre 14 y 21 años. Un policía de paisano llegó a intercambiar disparos con el atacante. Posiblemente ese fuera el origen de los testimonios de la existencia de varios tiradores.

Por 

Finalmente, el tirador terminó suicidándose después de huir de la zona. El perfil que se ha dado conocer de él es de un adolescente depresivo, que sufrió abuso escolar y de alguna forma fascinado por las matanzas en centros escolares. Ayer, por cierto, se cumplía el 5º aniversario de lamatanza en la isla noruega de Utoya, donde Anders Breivik mató a 77 personas que participaban en un campamento de verano del Partido Laborista noruego.

La policía de Múnich ha descartado que el ataque de ayer tuviera intención política. Lo que no ha evitado las especulaciones en Internet por ser el atacante, nacido en Alemania, hijo de iraníes. Evidentemente, tras las matanzas de Orlando y Niza las opiniones públicas en Occidente están bastante susceptibles. Y hay quien quiere creer que las autoridades alemanas ocultan algo. Dejando a un lado las motivaciones, los asesinatos de ayer se asemejan al fenómeno de los “lobo solitarios”, terroristas que actúan de forma aislada, por su carácter impredecible y porque generan fascinación en potenciales imitadores. Precisamente, el miércoles pasado el diario La Razón publicó la entrevista que me realizó Marta Sotres  sobre los “lobos solitarios”.

A continuación la entrevista

«Los lobos solitarios son un fenómeno impredecible y sus ataques responden a un efecto llamada»

Por Marta Sotres en La Razón (España)

Entrevista con el analista en Seguridad y Defensa, Jesús M. Pérez Triana

Existe alguna manera de cuantificar cuántos “lobos solitarios” podría haber en la actualidad en suelo europeo?

No. En sentido estricto, un “lobo solitario” es una persona que decide actuar por su propia cuenta sin pertenecer a ningún grupo o estructura. Por ejemplo, el “Unabomber” o Anders Breivik. Por tanto, cuando hablamos de terrorismo yihadista llevado a cabo “lobos solitarios” no hay correos electrónicos que interceptar o reuniones con grupos radicales que vigilar. Es un fenómeno totalmente impredecible.

¿Por qué han aumentado recientemente los ataques de lobos solitarios en territorio europeo? ¿Sus actos podrían responder a una orden concreta de los líderes yihadistas a intensificar ataques ante la pérdida de territorio del grupo o se trata de movimientos individuales independientes?

Ya en 1996, Obama Bin Laden en su declaración de guerra contra Estados Unidos decía que era deber de todo musulmán matar a estadounidenses y ciudadanos de sus países aliados, civiles y militares, allí donde pudiera. Así que podemos decir que el llamamiento a actuar de forma individualizada no es nuevo en el contexto de la yihad global. Es de destcar el caso de Mustafá Setmarian, alias “Abu Musab Al Suri”, ciudadano sirio nacionalizado español por vía de su matrimonio con una española. En Siria había formado parte de un grupo islamista radical, Vanguardia Combatiente, que luchó contra el régimen de Bashar Al Assad. Posteriormente publicó un análisis del fracaso de la revuelta islamista en Siria y un libro, Llamada a la Resistencia Islámica Global, donde exponía que las organizaciones terroristas tradicionales estaban condenadas al fracaso en su lucha contra los gobiernos y que la yihad global debía asumir la forma de grupos muy pequeños y aislados que fueran difíciles de detectar. “Al Suri” era una figura cercana a Osama Bin Laden y dirigió un campamento yihadista en Afganistán hasta el 11-S. Así que tenemos un llamamiento de Bin Laden a actuar y hasta un teórico de la yihad individualizada o atomizada dentro del yihadismo global. La cuestión sería, entonces, por qué no hemos visto este tipo de ataques con más frecuencia antes. Y si ahora parece que hay auge probablemente sea porque estemos ante un “efecto llamada”, donde un atentado capta la imaginación del siguiente terrorista. Por ejemplo, se ha contado que el terrorista que atentó en Niza había estado navegando en Internet leyendo sobre el ataque en Orlando.

Asunto aparte es la pérdida de territorios del Estado Islámico. No creo que sea casual que el Estado Islámico diera el salto a atentar fuera de sus fronteras en el año en que comenzó el retroceso de sus conquistas territoriales. Y no es casual que los atentados del 13 de noviembre de 2013 en París y el atentado con bomba que destruyó el avión de turistas rusos que volvían del Sinaí sucedieran después de que el gobierno francés decidiera extender su intervención militar contra el Estado Islámico, la Operación Chammal, también a territorio sirio mientras que el gobierno ruso lanzara una intervención militar en Siria. Así que según el Estado Islámico siga retrocediendo en varios frentes, veremos llamamientos a cometer atentados o directamente tendremos más atentados.

¿Cómo puede Europa prevenir este tipo de ataques en un futuro? ¿Es posible hacerlo?

Por su naturaleza, los atentados de “lobos solitarios” son, como ya avancé, impredecibles. Hablando siempre del concepto en sentido estricto. El del potencial terrorista radicalizado que actúa solo, sin que se le pueda vincular a ninguna célula. Lo que sí creo que es factible y que posiblemente vamos a ver en Europa es un cambio en la respuesta policial. Hasta ahora, las acciones anti terroristas eran tarea de unidades centralizadas y muy especializadas. Por ejemplo el GEO del Cuerpo Nacional de Policía y la Unidad Especial de Intervención de la Guardia Civil, ubicados en Madrid o cerca de Madrid, y que tienen equivalentes en la mayoría de países europeos. Ese tipo de unidades acude allí donde se produce una toma de rehenes o practica detenciones de terroristas peligrosos. En esta nueva ola de atentados, con tiempos de reacción escasos, la solución pasa por dar mayor entrenamiento y mayores recursos a las unidades policiales que están en la calle. Por ejemplo, a las Unidades de Intervención Policial y a las Unidades de Prevención y Reacción.

Uno de los últimos casos, el del afgano de 17 años que atacó a hachazos varias personas en Alemania, entró como refugiado al país hace cosa de un año. ¿Generará esto aún más rechazo hacia los refugiados e incrementará la islamofobia?

Tras tanta polémica con la recepción de refugiados, tenemos el primer caso de un ataque de inspiración yihadista. Creo que es prematuro para ser si la radicalización de refugiados va a ser un fenómeno relevante o este ataque va a ser una excepción estadística. El impacto real vendrá, en cualquier caso, dado por el uso político que se le dé. Y en el actual contexto de auge de partidos populistas de derecha en el seno de los países de la Unión Europea con un mensaje xenófobo mucho me temo que, sin duda, será empleado como munición política, junto con los ataques realizados por ciudadanos musulmanes descendientes de inmigrantes