Boeing anuncia pérdidas trimestrales por primera vez en casi siete años

Avión Boeing

La firma aeronáutica Boeing anunció este miércoles pérdidas en su más reciente resultado trimestral, por primera vez en casi siete años, lo que se reflejó en una reducción del 60 % en los beneficios acumulados en el primer semestre.

EFE

La compañía estadounidense ya había anticipado que los resultados trimestrales se verían afectados por el desarrollo de varios programas, y aunque tuvo un ligero aumento en los ingresos entre abril y junio, cerró el trimestre con pérdidas.

En el resultado semestral, Boeing, con sede central en Chicago, informó de que entre enero y junio tuvo una ganancia semestral de 985 millones de dólares, muy por debajo de los 2.446 millones que tuvo en el primer semestre del año pasado.

Pero ese resultado estuvo marcado por unas pérdidas de 234 millones de dólares en el segundo trimestre de este año, frente a la ganancia neta de 1.110 millones de dólares que anotó en el mismo período de 2015.

Ya a fines de abril, la firma había anunciado que en el primer trimestre del año sus resultados habían bajado un 9 % respecto al mismo período de 2015, hasta los 1.219 millones.

En el primer semestre del año los ingresos crecieron un 1 %, hasta los 47.387 millones de dólares, el mismo porcentaje de variación positiva en las ventas del segundo trimestre, que alcanzaron los 24.755 millones de dólares.

“Las acciones realizadas durante el trimestre que afectaron a los beneficios fueron acertadas, proactivas y encaminadas a reducir el riesgo y fortalecer nuestra posición de cara al futuro”, afirmó el presidente de la firma, Dennis Mullenberg.

Durante el trimestre más reciente, Boeing tuvo que realizar una revisión de los costes del programa 787 Dreamliner y hacer provisiones para gastos no previstos inicialmente para el desarrollo del programa de su modelo 747-9 y del avión cisterna militar KC-46.

Estos gastos extraordinarios “fueron compensados parcialmente por los buenos resultados operativos y aumento de los volúmenes”, informó Boeing en el comunicado en el que dio cuenta de sus resultados.

Entre enero y junio, Boeing tuvo un beneficio por acción de 1,51 dólares, la mitad de los 3,46 dólares que tuvo en el primer semestre de 2015.

Sólo en el segundo trimestre de este año, el período que más seguía hoy Wall Street, el resultado arrojó una pérdida de 37 centavos de dólar, frente al beneficio de 1,59 dólares que tuvo en el mismo período de 2015.

Los datos trimestrales anunciados hoy implicaron una revisión a la baja de la perspectiva de ganancia por acción de Boeing para este año, que está ahora entre 6,40 y 6,60 dólares, frente al rango de 8,45-8,65 dólares de la previsión anterior.

La previsión de beneficio por acción con ajustes contables quedó situada entre los 6,10 y 6,30 dólares, por debajo del rango de 8,15-8,35 dólares que tenía previamente.

A pesar de estos datos y la revisión a la baja de su perspectiva de ganancia anual, como el mercado había previsto que las pérdidas trimestrales fueran mayores, los títulos de la firma ganaban un 1,71 % dos horas después de la apertura de Wall Street.