En Alemania piden suspender el derecho de asilo para los musulmanes

Refugiados esperan para cruzar la frontera austro-alemana, cerca de Freilassing (Alemania), hoy, 30 de septiembre de 2015. Según los datos facilitados por la Organización Internacional para las Migraciones, alrededor de 522.000 migrantes han cruzado el Mediterráneo este año. EFE/Barbara Gindl
Refugiados esperan para cruzar la frontera austro-alemana, cerca de Freilassing (Alemania), hoy, 30 de septiembre de 2015. Según los datos facilitados por la Organización Internacional para las Migraciones, alrededor de 522.000 migrantes han cruzado el Mediterráneo este año. EFE/Barbara Gindl

El vicepresidente del partido populista de derechas Alternativa para Alemania (AfD), Alexander Gauland, reclamó hoy suspender el derecho de asilo para los musulmanes hasta que se controle a todos los refugiados de esa religión que viven en el país y se tramiten todas sus solicitudes pendientes. EFE

“No todos los musulmanes son terroristas, pero el terrorismo con motivación religiosa en Alemania hasta ahora ha sido siempre musulmán”, manifestó Gauland en un comunicado en el que denunció que las “negligentes” políticas de la canciller, Angela Merkel, se han convertido en un riesgo para la seguridad de toda Europa.

El atentado perpetrado por un menor refugiado afgano con un hacha en un tren de cercanías en Würzburg la pasada semana y la bomba detonada el domingo por un solicitante de asilo sirio en Ansbach han reabierto el polémico debate sobre la política de acogida de Alemania.

El país recibió en 2015 a cerca de 1,1 millones de solicitantes de asilo y en el primer semestre de este año entraron 222.000 peticionarios más.

“Por razones de seguridad no nos podemos permitir dejar entrar a más musulmanes de forma incontrolada en Alemania”, destacó Gauland, cuyo partido logró destacados resultados en los últimos comicios regionales celebrados en el país apoyado en la crisis de los refugiados y en un discurso de tintes xenófobos.

Gauland advirtió de la presencia de terroristas entre los inmigrantes musulmanes que llegan de forma irregular al país y acusó a la canciller, Angela Merkel, de ignorar ese peligro.