Aprobado acuerdo en rechazo al decreto de creación del régimen laboral forzoso

asamblea nacional

Inicia debate sobre la neoescalvitud en Venezuela. Cabe destacar que en el marco de este tema se abordará el alcance de la Resolución 9855, publicada en la Gaceta Oficial No. 40.950 del día 22 de julio de 2016.

El diputado por la MUD, Rafael Ramírez, expresó que la resolución 9855 así como todas las políticas improvisadas del gobierno venezolano, nuevamente intenta a través de una resolución resolver el problema de la producción en Venezuela.

“Esta resolución establece el carácter obligatorio para la prestación del servicio en las empresas de interés social, sin embargo, esto motiva a preguntar ¿qué pasa con el artículo 87 de la Constitución que establece que la libertad en el trabajo es propia de cada quien? ¿Cómo es que estamos con un presidente que se dice ser obrero y todos los días acogota a la clase trabajadora con la inflación, que no firma los contractos colectivos a los empleados públicos, y despide a los trabajadores por pensar distinto a ellos?

El diputado solicitó sea aprobado un acuerdo que rechace la resolución mencionada.

El diputado Américo de Grazia, también tomó el derecho de palabra y analizó la Resolución 9855 que establece el trabajo forzado, y que a su juicio, “nos retrotrae a la época de Juan Vicente Gómez” cuando el trabajo era forzoso y no se puede aplicar ni permitir en Venezuela.

“Muchos de ellos no sabe ni siquiera que es lo que significa el fascismo, es la concepción militar de la política“, explicó el parlamentario.

En tal sentido, De Grazia aseguró que la Resolución 9855 viola los artículos 46, 54 y 87 de la Constitución y el Código Penal.

Por su parte, el diputado Armando Armas, expresó que la Resolución 9855 es inviable, de acuerdo a los artículos 23, 35, 87 y 350 de la Constitución Nacional.

“El modelo que ustedes plantean (PSUV) es de dominación social”, señaló el parlamentario, quien dijo que el esclavismo que se pretende implantar en Venezuela emula a la revolución cubana.

Aprobado acuerdo en rechazo a la neoesclavitud en Venezuela por la mayoría parlamentaria.