China se paraliza por llegada del tifón Nida (Fotos)

Rascacielos se reflejan en un panel metálico, mientras fuertes vientos afectan la ciudad por el paso del tifón Nida hoy, martes 2 de agosto de 2016, en Hong Kong (China). Nida es el primer gran tifón que golpea Hong Kong este año. EFE/JEROME FAVRE
Rascacielos se reflejan en un panel metálico, mientras fuertes vientos afectan la ciudad por el paso del tifón Nida hoy, martes 2 de agosto de 2016, en Hong Kong (China). Nida es el primer gran tifón que golpea Hong Kong este año. EFE/JEROME FAVRE

El tifón Nida, según los meteorólogos el más potente que llega al sur de China desde 1983, arribó hoy con fuertes tormentas y vientos a grandes metrópolis de la zona como Hong Kong o Cantón, que han quedado prácticamente paralizadas. EFE

Esas y otras localidades que forman una conurbación de 120 millones de habitantes en el delta del río de la Perla han cancelado la mayor parte de las clases en los centros de estudio, jornadas laborales y servicios de transporte, a la espera de que el tifón se degrade a tormenta tropical y rebaje su peligrosidad.

El Nida, el cuarto tifón que esta temporada afecta al gigante asiático, arribó a las costas chinas a las 3.35 hora local de la madrugada de hoy (19.35 GMT del lunes) con vientos de hasta 151 kilómetros por hora y a una velocidad de unos 25 kilómetros por hora.

En grandes ciudades del delta, como las citadas Hong Kong y Cantón pero también Shenzhen, Dongquan, Foshan o Zhaoqing, se ha declarado la alerta roja (máximo nivel de precaución) y se pidió a sus poblaciones que almacenen en sus casas víveres y productos de primera necesidad para tres días.

También se han tomado medidas preventivas en otras divisiones administrativas del sur de China, como la región autónoma de Guangxi, la también costera provincia de Fujian o las de Guizhou y Hunan, más al interior.

Las autoridades de la provincia de Cantón han anunciado en una circular la suspensión de “proyectos, negocios, mercados, escuelas y servicios de transporte”, y han pedido a las empresas y organizaciones que no den servicios si éstos no son estrictamente necesarios, y animándolas a que den hoy el día libre a sus empleados.

El Nida ha paralizado así todo tipo de actividades, incluida la Bolsa de Hong Kong, aunque sí operó el vecino mercado de valores de Shenzhen, la primera localidad alcanzada por el tifón.

En esa ciudad que forma “frontera” con la región administrativa especial de Hong Kong, están en alerta 2.000 soldados y otras fuerzas de seguridad, y están listas 200 ambulancias para hacer frente a posibles emergencias.

Shenzhen y otras ciudades han habilitado estadios y otras estructuras como refugios para personas que viven en zonas de mayor riesgo o en viviendas menos preparadas para el fuerte temporal.

En Cantón, capital de la provincia homónima, también se han suspendido clases y jornadas laborales, ordenando a la población que se quede en casa.

Además se han suspendido en la ciudad todos los viajes en tren -casi 200-, avión y barco hasta nueva orden.

En Hong Kong, que este verano todavía no se había visto afectada por grandes tifones, se cancelaron hoy más de 150 vuelos.

Otros 300 vuelos registraron retrasos en la excolonia británica, uno de los principales nudos de transporte aéreo en el este de Asia, lo que causó largas esperas para cientos de pasajeros, informó el diario local The Standard en su edición digital.

En las costas cercanas fueron evacuados más de 2.000 trabajadores del gran puente Hong Kong-Zhuhau-Macao, que unirá en el futuro los dos extremos del delta del río de la Perla, y también se han trasladado a tierra a más de 2.200 empleados de plataformas petrolíferas cercanas.

Ayer, a causa del mal tiempo, murieron tres personas y otra resultó herida en la provincia de Guizhou, al norte de la de Cantón, debido a los fuertes vientos y el granizo que afectaron la comarca de Sandu.

China sufre cada verano los efectos de numerosos tifones, y por ahora el más destructivo en 2016 ha sido el Nepartak, que causó más de 80 muertos en la costa suroriental del país, principalmente en la provincia de Fuzhou, vecina a Cantón.

Una mujer observa desde el puerto Victoria afectado por los fuertes vientos del tifón Nida hoy, martes 2 de agosto de 2016, en Hong Kong (China). Nida es el primer gran tifón que golpea Hong Kong este año. EFE/JEROME FAVRE
Una mujer observa desde el puerto Victoria afectado por los fuertes vientos del tifón Nida hoy, martes 2 de agosto de 2016, en Hong Kong (China). Nida es el primer gran tifón que golpea Hong Kong este año. EFE/JEROME FAVRE
Un hombre posa para una foto con su mascota en el puerto Victoria afectado por los fuertes vientos del tifón Nida hoy, martes 2 de agosto de 2016, en Hong Kong (China). Nida es el primer gran tifón que golpea Hong Kong este año. EFE/JEROME FAVRE
Un hombre posa para una foto con su mascota en el puerto Victoria afectado por los fuertes vientos del tifón Nida hoy, martes 2 de agosto de 2016, en Hong Kong (China). Nida es el primer gran tifón que golpea Hong Kong este año. EFE/JEROME FAVRE
Trabajadores revisan un andamio de bambú afectado por los fuertes vientos del tifón Nida hoy, martes 2 de agosto de 2016, en Hong Kong (China). Nida es el primer gran tifón que golpea Hong Kong este año. EFE/JEROME FAVRE
Trabajadores revisan un andamio de bambú afectado por los fuertes vientos del tifón Nida hoy, martes 2 de agosto de 2016, en Hong Kong (China). Nida es el primer gran tifón que golpea Hong Kong este año. EFE/JEROME FAVRE