El Nuevo Herald: El espectro de la hambruna ronda Venezuela

hambruna

Niños desnutridos que se desmayan en las escuelas por deficiencia calórica. Menores que, en casos más extremos, fallecen por complicaciones derivadas del marasmo, sus débiles cuerpos reducidos a piel y hueso, sus costillas claramente delineadas en el torso.

Por Antonio María Delgado/El Nuevo Herald

Imágenes como estas se han vuelto comunes en Venezuela donde la crisis de escasez está llevando a cientos de miles de niños a vivir bajo las extremas condiciones de miseria y hambruna que tradicionalmente han plagado las naciones más pobres de África.

“Estamos viendo casos que desde hace 40 años no se veían”, dijo desde Caracas William Barrientos, un médico que forma parte de la bancada de la oposición en la Asamblea Nacional.

Estamos viendo casos marasmáticos, que es un tipo de desnutrición muy grave. En los hospitales, buscando ayuda, nos encontramos con niños con la cabeza hinchada, con la piel del cuerpo pegado a la estructura esquelética y con la barriga hinchada”, comentó en una entrevista telefónica.

El diputado, quien es el vicepresidente de la Comisión de Salud de la Asamblea Nacional, dijo que alrededor de un 20 por ciento de los niños venezolanos están enfrentando problemas de desnutrición y se han disparado los ingresos de niños a los hospitales por casos de desnutrición severa.

Lea el reportaje completo en El Nuevo Herald