Torrealba: Gobierno de Maduro está cada vez más cercado internacionalmente

jesus chuo torrealba reuters

La acusación formulada por una corte federal de Nueva York contra Néstor Reverol, hasta hace un mes comandante general de la Guardia Nacional, demuestra “cuán cercado está el gobierno de Nicolás Maduro a nivel internacional, no solo por sus errores políticos, sino por las acusaciones de vinculación de dirigentes del país con el horrendo crimen del narcotráfico”.

“Es extremadamente grave que, después del escándalo de los narcosobrinos, que el gobierno ha intentado de manera sistemática obviar y desestimar, ahora estalle esta nueva situación”, señaló el secretario general de la Unidad Democrática, Jesús Chuo Torrealba.

“No se trata solamente del exdirector de la ONA (Oficina Nacional Antidrogas) sino también de un excomandante general de la Guardia Nacional quien, de acuerdo a todo el manejo informativo de días recientes, aspiraba nada más y nada menos que al ministerio de la Defensa, y hoy es públicamente acusado por una fiscalía de Nueva York por ese horrendo delito”, agregó.

Torrealba refirió que dentro de Venezuela, el régimen de Maduro es rechazado por el 80 por ciento de la población. “Pero además está cercado a nivel internacional no solamente por sus errores políticos, no solamente por las barbaridades de (la canciller) Delcy Eloina (Riodríguez), que dice un día que Maduro es presidente pro tempore del Mercosur y al día siguiente es desmentida por más de medio continente; sino, además, por todas las acusaciones de vinculación de estamentos dirigentes del país con el horrendo crimen del narcotráfico”, denunció.

“Creemos que esto muestra cuán cercado está el gobierno. Ciertamente (la acusación contra Reverol) es muy preocupante, es muy lamentable, y cualquier Estado democrático debería reaccionar y realizar las investigaciones del caso no para condenar a priori, pero tampoco para absolver a priori”, agregó.

El “ortegazo antidemocrático”

El alto vocero de la coalición opositora condenó, asimismo, el “ortegazo antidemocrático” del presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, para intentar ilegalizar a la oposición y “consagrar un régimen de partido único, como en Cuba o en Corea del Norte”, al defenestrar a más 20 parlamentarios opositores “y dejar al parlamento nicaragüense completamente en manos del oficialismo”.

“Qué coincidencia: en estos días el señor Maduro Moros se fue de rumba para Nicaragua, y hoy ese hermano país centroamericano es escenario de una agresión brutal contra la democracia”, ironizó.

“Este ortegazo antidemocrático es muy parecido a lo que pretenden (en Venezuela) los señores de la cúpula corrupta e ineficiente que gobierna este país. Jorge Rodríguez anda por ahí dando lastima pidiendo por favor (al CNE) que anule a la MUD (como organización política)”.

“Jorgito: encárgate de lo que te queda de mandato como alcalde esta ciudad, que se está cayendo a pedazos. Esa idea que tú tienes de ganar una elección como jefe del comando de campaña haciendo desaparecer a la MUD, está únicamente en tus sueños calenturientos. Encárgate de tu trabajo y búscate un psiquiatra, porque no lo vas a lograr”, advirtió al dirigente del PSUV.

Prosiguió diciendo que “en ese mismo estilo, aquí ahora pretenden coaccionar ya no con leyes y reglamentos o recursos judiciales inconstitucionales sino con la fuerza de la persecución a nuestros tres diputados de Amazonas. Pero no lo van a lograr, y lo digo fuerte y claro en nombre de los 8 millones de votos de la Unidad Democrática”.

“Nuestros diputados de Amazonas tienen muchísima más legitimidad que las togas express del TSJ (Tribunal Supremo de Justicia) y que las rectoras pesuvistas del CNE (Consejo Nacional Electoral). Fueron electos por el pueblo y eso no se lo quita nadie. Su representatividad democrática no se la quita nadie”, insistió.

En tal sentido agradeció el comunicado emitido ayer la Iniciativa Democrática de España y las Américas (IDEA), suscrito por más de 36 expresidentes de Iberoamérica, en solidaridad con la democracia venezolana y la nicaragüense.

Los expresidentes “han señalado con justeza que hay un peligro que se cierne sobre Nicaragua, con la dictadura de los Ortega. Pero en Venezuela en distinto: aquí la dictadura va de salida”.

“En esas circunstancias, rechazado por el país y acorralado en el mundo, está el gobiernito de Maduro. Y al frente estamos nosotros, el 80 % de los venezolanos, el partido del descontento que es el más grande de Venezuela, y al frente de ese partido está la Mesa de la Unidad Democrática, expresión política y electoral de ese partido del descontento”, concluyó.