Combatir el dólar Cúcuta, el reto de la reapertura de la frontera

(foto EFE/MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA)
(foto EFE/MAURICIO DUEÑAS CASTAÑEDA)

 

Un año se cumple este viernes  19 de agosto del cierre de la frontera entre Colombia y Venezuela ordenado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, “como medida de resguardo ante la inseguridad de la zona limítrofe” —que en esos días dejó heridos a militares venezolanos— y para enfrentar el contrabando de extracción hacia el vecino país, publica Panorama.

Si bien la decisión fue acompañada de medidas gubernamentales para regular la dinámica del paso fronterizo, actualmente uno de los principales temas pendientes es el que solicitó el 25 de agosto del año pasado el gobernador del Táchira, José Gregorio Vielma Mora, quien  pidió al gobierno colombiano la derogación de las leyes que permiten la creación y operación de las casas de cambio en   Cúcuta, dado que atentan contra de la economía nacional con el llamado “dólar Cúcuta”.

“Hay más de 3 mil casas de cambio en Cúcuta que destruyen nuestro signo monetario (…)”, subrayó Vielma Mora en esa oportunidad. En las reuniones entre las autoridades  para avanzar en la reapertura de la frontera común, se ha solicitado varias veces revisar la Resolución 8-2000 que promueve la disparidad cambiaria y debilita la moneda venezolana.

“Hay varias medidas que nos afectan, como la Resolución 8-2000. Hay un diferencial cambiario que es establecido en Cúcuta y debilita la moneda venezolana, esto lo sabe Colombia y no hay reciprocidad”, señaló Vielma Mora durante una reciente reunión en Cúcuta.

La aspiración de Vielma Mora es que “al reabrirse del todo la frontera colombo-venezolana, los dos países puedan contar con un solo signo monetario para el intercambio comercial. Por ello reitero la necesidad de revisar los documentos de la Cepal en lo relacionado con el diferencial cambiario”.

“Pido igualmente a los operadores cambiarios de Colombia que respeten nuestra moneda, quiero que aquí se acabe el diferencial cambiario, porque es un daño persistente que se hace a nuestros pueblos de frontera”, dijo.
Agregó que “habrá intercambio comercial en la moneda bolívar, peso colombiano, dólar americano y el trueque”, por iniciativa de Colombia.

La Resolución Externa número 8 de 2000, fue emitida por la Cámara de Comercio y aprobada por el Banco Central de Colombia, establece el intercambio directo de monedas con los países vecinos (Ecuador y Venezuela) a través de las Casas de Cambio en la frontera. Dicha resolución permite una doble legislación sobre el intercambio de monedas: una legislación oficial establecida por el Banco Central de Colombia y otra legislación solo para las fronteras.

Sobre el tema también se ha pronunciado el gobernador del Zulia, Francisco Arias Cárdenas —quien ayer  supervisó el paso peatonal en Paraguachón— . Recientemente declaró que “la anarquía de los ‘cambistas’ no solo afecta la moneda nacional, sino que también favorece al narcotráfico, al lavado de capitales y al contrabando; nos tocará a nosotros instalar casas de cambio en Venezuela”.

Colombia está avanzando en la regularización de los “cambistas”.

Por otra parte, Colombia y Venezuela acordaron permitir a los ciudadanos de ambos países el paso de cauchos y repuestos de vehículos “sin exceder la necesidad individual” por la frontera.

El acuerdo entre el Ministerio de Relaciones Exteriores de Colombia y el Ministerio de Fronteras de Venezuela comenzó a regir desde este miércoles, reseñaron portales citando a  EFE.

“Los ciudadanos que usen los pasos fronterizos entre Colombia y Venezuela pueden transitar con llantas y repuestos“, aseguró la Cancillería de Colombia en un comunicado. El Ministerio aclaró que las personas no podrán pasar más de cuatro cauchos o un repuesto que no sobrepase las condiciones técnicas del vehículo correspondiente.

“Cada persona que porte estas compras deberá, como todos los demás, cumplir con los requisitos migratorios hasta ahora establecidos: tarjeta migratoria, documento de identificación, y portar la factura de compra“, agregó.
Para este viernes está prevista una reunión binacional de los sectores salud y transporte de carga.