“Soy la diputada Tamara Adrián, pero me eligieron como Tomás”

TamaraAdrian

 

Abogado con doctorado en Derecho Comercial, títulos obtenidos en la Universidad Católica Andrés Bello de Caracas y en la Universidad de París, respectivamente. Es profesora, activista por los derechos de la comunidad Lesbianas, Gays, Bisexuales y las personas transgénero e intersexuales (LGBTI) y desde el pasado 6 de diciembre, la primera diputada transgénero electa de América Latina. Fue entrevistada por Nitu Pérez Osuna para El Venezolano de Panamá

Cuando se inscribió para participar como candidata a las elecciones parlamentarias en Venezuela el pasado 6 de diciembre, ¿lo hizo con el nombre de Tamara?

No, lo tuve que hacer como Tomás.

¿Por qué?

Por la intolerancia roja, rojita que gobierna a Venezuela. La cosa va más allá. Fíjate, desde el 14 de mayo de 2004 estoy solicitando el reconocimiento de nueva identidad ya que para las “personas trans” no es solo un cambio de nombre, es el otorgamiento de una nueva Partida de Nacimiento. La Ley Orgánica del Registro Civil permite el cambio de nombre ante el Registrador en tres casos: a) cuando el nombre es infamante, b) cuando el nombre es extranjero e impronunciable, c) cuando no corresponda con su género y pueda así afectar el libre desenvolvimiento de la personalidad. Ese tercer caso fue diseñado para las “personas trans”, pero el Consejo Nacional Electoral (CNE), órgano rector del Registro Civil, dice que sexo es género y que en consecuencia se aplica a una vagina registrada como Pedro y, a un pene registrado como María, lo cual es un absurdo. Por eso han negado o no han respondido las solicitudes de cambio de nombre “simple” de este grupo de personas. En mi caso particular la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia accedió a la revisión del cambio de identidad y reconocimiento legal. 12 años han transcurrido desde entonces y 10 desde que pedí copia certificada del expediente y aún no tengo respuesta.

¿Pero esta no es una revolución integrada por ciudadanos de mentalidad abierta?

Ellos lo dicen de la boca para fuera y no cumplen ni practican lo que dicen. Pura propaganda que no se corresponde con la realidad.

¿Por qué tantos años sin recibir respuesta de la Sala Constitucional?

Yo imagino que algo hay de discriminación política. La misma razón cuando me postulé como candidata para integrar la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia donde, sin falsa modestia, mis credenciales eran muy superiores a otros postulados. Hoy sabemos con certeza que casi el 60 % de los magistrados que integran dicho tribunal, no cumplen con los requisitos constitucionales mínimos para ser magistrados. Vale más la simpatía al partido de gobierno, que el conocimiento del derecho.

¿En ese momento también se postuló como Tomás Adrián?

Si, no tengo otra identificación.

¿Le ha pasado que la paren en algún sitio porque al ver su cédula con nombre masculino no se corresponde con su imagen femenina?

Claro que me ha sucedido y le pasa muchísimo a las “personas trans”, que al ir al mercado o a la farmacia y colocar su huella digital -como lo solicitan ahora para adquirir ciertos productos- el nombre y la imagen no se corresponden entre sí, negándoles de inmediato el derecho a comprar.

Recientemente conocimos que Hugo Carvajal Barrios, ex Director General de Contra Inteligencia Militar (DGCM), se postuló con esos apellidos para las parlamentarias de 2015, pero los había cambiado por Peck Peck desde el año 2012 ¿A quién se eligió? ¿A Carvajal Barrios o a Peck Peck?

Hemos conocido la noticia. En Venezuela está previsto el cambio de apellidos en los siguientes casos: 1) adopción plenaria y se otorga una partida de nacimiento con nuevos apellidos dándole carácter de reserva a la anterior; 2) en caso de matrimonio y/o divorcio 3) en el supuesto de desconocimiento o reconocimiento de maternidad o paternidad. No estaba permitido el cambio voluntario de apellidos como supuestamente lo señala la sentencia Peck Peck, que debo advertirte no he leído. Solo conozco del caso por las informaciones aparecidas en algunos medios de comunicación.

Le he entendido que en nuestro país no hay base jurídica que de validez a un cambio de apellidos voluntario. Repregunto entonces ¿si desde el 2012 el señor Carvajal es Peck Peck, y no apareció en el tarjetón electoral con su identidad legal, se está o no cometiendo un fraude a los electores?

Si la sentencia es anterior al momento de la inscripción pudiéramos estar hablando de un fraude. Es que aquí pasa de todo, no olvidemos que el CNE le permitió a Antonio Álvarez participar en las parlamentarias con su seudónimo “el Potro” Álvarez, con la excusa de que así era conocido. A mi en cambio, me fue negada la posibilidad de participar como Tamara Adrián, como soy reconocida por la opinión pública. Jesús Silva, constitucionalista afecto al PSUV, afirmó en aquella oportunidad que si yo corría en esas elecciones con el nombre de Tamara se estaría cometiendo un fraude al electorado ¿Qué opina ahora Silva de este caso Peck Peck? A mi me dijeron de todo a pesar de las 18 peticiones introducidas durante todos estos años ante los magistrados de la Sala Constitucional, para que se me otorgue la identidad físico-psico-social femenina y el derecho al uso del nombre que sea concordante con esta identidad. Yo no he ocultado nada. Ellos han retardado la decisión.

Como conocedora del derecho, ¿que opina Tamara Adrián del hecho que el señor Peck Peck fue electo con una identidad que ya no posee (Carvajal Barrios)?

Soy la diputada Tamara Adrián, pero me eligieron como Tomás, mi identidad legal. En cambio Hugo Peck Peck fue electo con una identidad inexistente como lo es Hugo Carvajal Barrios. Me parece que el ciudadano en cuestión estaría usurpando funciones.

¿Este caso Peck Peck debe ser investigado por la Asamblea Nacional?

Pienso que si debe ser investigado y revisada la situación jurídica de Peck Peck, electo como Carvajal Barrios, que repito, es una identidad inexistente legalmente.

El ciudadano Peck Peck pudo hacer este cambio de apellidos de manera clandestina ¿No es este suceso turbio un motivo más para que AN exija con voluntad política la Partida de Nacimiento venezolana de Nicolás Maduro -que no muestra- y el certificado de no poseer otra nacionalidad, requisitos indispensables para ejercer el cargo?

Soy de la opinión que debemos exigirla con contundencia