Tabby: La estrella más misteriosa del Universo

Otra explicación para entender los extraños cambios de brillo de la estrella de Tabby es la presencia de un peculiar cinturón de asteroides - NASA/JPL-Caltech
Otra explicación para entender los extraños cambios de brillo de la estrella de Tabby es la presencia de un peculiar cinturón de asteroides – NASA/JPL-Caltech

 

Ahí arriba, en la constelación del Cisne, hay una estrella que está haciendo cosas muy raras. Desde su sorprendente descubrimiento hace unos meses,KIC 8462852 ha saltado a la fama (en el estrellato ya estaba), reseña abc.es.

POR HÉCTOR SOCAS NAVARRO, INVESTIGADOR EN EL INSTITUTO ASTROFÍSICO DE CANARIAS (IAC) Tenerife

En muchos medios de comunicación, un torrente de artículos sensacionalistas nos hablan de extraterrestres y megaestructuras alienígenas. Éste no es uno de esos artículos. Aquí haremos un breve repaso, desde una perspectiva rigurosamente científica, al verdadero misterio que encierra la Estrella de Tabby, que así se ha dado en conocer informalmente en honor a su descubridora.

La historia comienza en septiembre de 2015. Es una de esas historias entrañables y de triunfo del espíritu humano. En realidad se trata de una historia muy cinematográfica, llena de elementos que nos podrían recordar a obras pasadas de Hollywood, como por ejemplo Contact. En este caso, nuestra Jodie Foster se llama Tabetha (Tabby) Boyajian, una joven científica que se labraba una prometedora carrera en el campo de la astrofísica observacional con técnicas de interferometría óptica.

Pero, a diferencia de Jodie Foster, Tabby no trabaja sola buscando marcianitos con un radiotelescopio, sino que dirige un numeroso grupo de incansables observadores. La vuelta de tuerca, y aquí es donde aparece otro elemento especial de la historia, es que este grupo está integrado poraficionados, voluntarios apasionados de la ciencia que, generosos y abengados, entregan su tiempo y su esfuerzo para contribuir al avance del conocimiento. El grupo se denomina a sí mismo «Planet Hunters» y su misión, aparentemente futil, es revisar datos «a ojo» para buscar planetas que se les hayan escapado a los sofisticados algoritmos computerizados de búsqueda de la NASA. ¿Aficionados descubriendo algo que no han visto los científicos profesionales de la NASA? ¿Les suena este tema de alguna novela o película? Pues sí, éste es otro de esos elementos de la historia.

Siga leyendo en abc.es