Villa Rosa: Cronología de un cacerolazo a Nicolás

REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
REUTERS/Carlos Garcia Rawlins

 

Este viernes 2 de septiembre en horas de la mañana circulaba por redes sociales y servicios de mensajería instantánea que el Presidente de la República, Nicolás Maduro estaría en tierras insulares. Desde un principio, se hablaba que había llegado en la mañana. Sin embargo, nadie lo había logrado comprobar.

Con información de El Ají

En horas de la tarde, se confirmó que efectivamente el Presidente Maduro se encontraba en la Isla de Margarita, específicamente en la urbanización Villa Rosa del Municipio García, realizando una cadena de radio y televisión, donde estaría “inaugurando” un conjunto de viviendas que habían sido arregladas por la “Misión Barrio Nuevo”.

La obra rehabilitada, tiene más de 25 años construida.

Este #1S Nicolás le mintió a toda Venezuela; Ahora lo hace con esta señora (Fotos)

En su transmisión y su mensaje, el Presidente Maduro pasó de la paz a la amenaza para quienes le adversan “No estoy comiendo coba, quien se pase de la raya y se coma la luz, va a encontrar la mano de hierro de la revolución. No como coba, ni con adecos, ni oligarquía, sifrinos ni con nadie. Así de sencillo se los digo“, puntualizó el Presidente en cadena de radio y televisión.

Desde el comienzo, todo estuvo mal para el Presidente Maduro

Habitantes de la urbanización Villa Rosa, informaron que pocas personas habrían acudido a la convocatoria hecha para acompañar al Presidente durante el acto, razón por la que se vieron en la necesidad de movilizar simpatizantes del oficialismo desde varios sectores del Estado Nueva Esparta y para ello necesitaron unas 20 unidades del sistema BusMargarita.

img-20160902-wa0053

Casi al finalizar el día, ya en horas del ocaso, en las redes de comunicadores sociales del Estado había comenzado a circular la información de que sonaban cacerolas en Villa Rosa mientras el primer mandatario nacional aún estaba en transmisión de radio y televisión.

Verificando la información, surgió un hecho mucho más relevante y fue que el Presidente Maduro a su salida de Villa Rosa, se topó con un grupo de personas que se encontraban en la vía pública y según algunos testimonios, Maduro se habría bajado de la camioneta en la que se trasladaba (conducida por el) pensado que la manifestación era de apoyo, cuando la realidad era un estruendoso cacerolazo en rechazo a su presencia.

Continuar leyendo aquí: El Ají