Aarón Rodríguez: El Revocatorio es indetenible

thumbnailaaronrodriguezFeb2015La semana pasada fuimos testigos de la voluntad de cambio de los venezolanos, vimos cómo a pesar de las trabas, alcabalas y cierre de vías por excusas inauditas logramos realizar la Toma de Caracas, con cerca de un millón doscientos mil venezolanos colmando las calles de la capital, vestidos de blanco y exigiendo a una sola voz Revocatorio Ya.

El 1S no sólo demostramos nuestra decisión de cambio, sino que dejamos sin argumentos el discurso del régimen en el que nos señala como violentos. De hecho esta semana anunció por 21º vez que se fraguaba la intención de un nuevo golpe de estado en su contra, acción que jamás llegó, porque si algo tenemos claro los venezolanos es que no queremos derrocarlo sino revocarlo.

El régimen se encuentra ahora desesperado, pues sabe que se quedaron sin argumentos, sin respaldo popular, que en su situación actual no son capaces de ganar ni una junta de condominio, así que recurre a lo único que le queda de su lado, la represión y hostigamiento. Por eso vimos cómo esta semana se ensañó en contra de nuestros hermanos, dirigentes de Voluntad Popular con la única intención de generar miedo, creyendo que así dejaríamos de exigir nuestros derechos y pelear por el revocatorio.

El régimen no puede estar más equivocado porque si hay algo que ya perdimos los venezolanos es el miedo, hemos visto cómo con el pasar de los años nuestra calidad de vida se ha venido abajo, no hay comida, medicinas ni libertades en el país. Ya son 170 los presos políticos del régimen de acuerdo a las cifras que maneja el Foro Penal, y muchos más los venezolanos que han tenido que solicitar asilo político para evitar una injusta prisión. Ante estas circunstancias a lo único que podríamos temerle es a no hacer algo por recuperar la libertad de Venezuela.

Ahora somos mayoría, el camino puede ser difícil de transitar, pero si lo hacemos juntos no habrá obstáculo que nos detenga, entendemos que estos momentos que atraviesa el país son duros y es muy sencillo caer en el desánimo. Pero debemos seguir firmes, en las calles, exigiendo nuestros derechos y recordando que siempre la noche se hace más oscura justo antes de que salga el sol y en Venezuela ya estamos muy cerca de tener un nuevo amanecer.

Aarón Rodríguez Moro – @RodriguezAaron