Abogado del preso político Kamel Salame expresó que el caso se convirtió en un problema humanitario

Kamel-Salame

Robert Alvarado, abogado defensor del empresario y dirigente político Kamel Salame, señaló que “la incertidumbre se acentúa con el silencio que guarda el Tribunal Quinto de Juicio de Maracay en torno a la debida atención médica solicitada para nuestro defendido, incurriendo con ello en la prolongación de privaciones que a lo largo de 10 años de reclusión provisional han minado su salud”.

Nota de prensa

El jurista recalcó, “el martes 30 de agosto, pedimos nuevamente al tribunal de la causa atención médica especializada, sin que a la fecha se haya pronunciado al respecto, estaríamos ante la dosificación más sutilmente matizada de la criminalización, del ensañamiento contra un preso político, Kamel Salame, con actitudes, principalmente omisivas, inequívocas en sus juzgadores y carceleros, pero esforzándose por aparecer ante nosotros como humanitarios y justos, cuando en realidad se abren paso en la historia segando cabezas enemigas”.

José Luis Centeno, apoderado judicial de Salame, agregó: lo ajustado a derecho bajo estas circunstancias es que garanticen el derecho a la vida e integridad personal a Kamel Salame, por ser sus enfermedades de un carácter grave que requieren tratamiento especial que no puede serle dado en la Cárcel de Tocuyito ni en ningún otro centro penitenciario de país, por no reunir las condiciones asistenciales y de higiene demandadas”.

“El Tribunal de la causa acostumbra a emitir autos que no se cumplen, que no son acatados como dicta el Código Orgánico Procesal Penal, como ejemplo de ello tenemos los autos dictados el 25/07/2016 mediante los oficios números 5J-559-16, 5J-560-16, 5J-561-16 y 5J-562-16, dirigidos al DIRECTOR INTERNADO JUDICIAL DE BARINAS, DIRECTOR DEL HOSPITAL CLINICA SAN JUAN, DIRECTOR DE LA CLINICA EL PILAR y DIRECTOR DE LA CLINICA VARINA, simples formalidades que demostrarían que nuestro defendido es matado lentamente con premeditado cinismo, pretendiendo hacer ver que finge estar enfermo, convirtiendo este caso en un problema humanitario”, culminó el penalista Robert Alvarado.