Denuncian que Poderes venezolanos son el verdugo de la disidencia política

Dignora Hernández

 

La diputada a la Asamblea Nacional e integrante de Cuentas Claras, Dignora Hernández aseveró que el Tribunal Supremo de Justicia carece de todo su significado por el comportamiento partidista que ha tomado en los últimos tiempos “sus actuaciones tienen talante desproporcionado, inconstitucional y fuera de toda lógica jurídica, lo que lo convierte en el verdugo de la disidencia política en Venezuela junto al resto de los poderes alineados”.

Nota de prensa

Hernández destacó que el TSJ al igual que el Consejo Nacional Electoral, La Fiscalía, Contraloría y Defensoría del Pueblo “han perdido todo tipo de pudor, ya ni siquiera les preocupa darle barniz jurídico a las arbitrariedades ordenadas por el Ejecutivo, sus actuaciones de última hora lo revelan como un ente ‘rodilla en tierra’ al servicio de la revolución”. De la misma manera indicó que “aún cuando sus actuaciones no han pretendido esclarecer la Constitución, al menos cuidaban las apariencias, ahora cierran filas a favor del coach de Miraflores, pervirtiendo con sus acciones el espíritu de la norma y colocándose por encima de la ley, por lo que hace suponer que ya nada les importa, arremeten contra todo aquel que consideren un obstáculo para garantizar la continuidad de gobierno”.

Asimismo la abanderada de la tolda naranja indico que un sin número de sentencias en contra de la AN, imputaciones, allanamientos, detenciones que califican como desapariciones forzosas, acoso por parte de afectos del oficialismo en contra de las marchas de la oposición, cierre de vías para impedir libre tránsito a los marchistas son sólo parte de la arremetida oficial en contra de la disidencia política, “todo esto sucede ante un TSJ holgazán e indolente cuando se trata de tomar medidas de protección a favor de los derechos ciudadanos”.

Precisó que “en este momento nos jugamos la democracia y el porvenir de nuestros hijos, de nuestros ancianos, de nuestras familias. Hoy nos toca defender en las calles de Venezuela junto al pueblo, nuestro derecho a vivir en democracia y a cambiar de manera constitucional un gobierno que no sólo no resolvió los problemas que existían cuando obtuvo el poder, sino que los agravó y generó otros, un gobierno incompetente”.

Por último, Dignora Hernández hizo un llamado “señores del TSJ, CNE y el resto de los poderes alineados, hoy le decimos que su actuaciones y la de sus integrantes serán revisadas en un futuro, por cierto muy cercano, y deberán responder por cada una de ellas”.