Comparecen ante tribunal tres mujeres que planeaban atentado en París

Policías franceses investigan un departamento durante una redada en Boussy-Saint-Antoine, cerca de París, Francia. 8 de septiembre de 2016. Tres mujeres arrestadas después de que policías encontraron un automóvil lleno de cilindros de gas cerca de la catedral de Notre Dame en París planeaban atacar una estación de trenes de la ciudad, dijo el viernes el Ministerio del Interior francés. REUTERS/Christian Hartmann
 REUTERS/Christian Hartmann

 

Tres mujeres que presuntamente planeaban cometer un atentado en París comparecieron este lunes ante un tribunal, mientras se multiplican en internet los llamados a atacar a Francia, lanzados desde la zona sirio-iraquí, reseñó AFP.

Inès Madani, de 19 años, Sarah H. de 23 y Amel S. de 39, fueron detenidas el jueves por la noche al sureste de París. Mohamed Lamine A., de 22 años, pareja de Sarah H., también compareció ante la justicia.

El comando de mujeres, del cual las dos más jóvenes estaban fichadas por radicalización, planeaba cometer ataques en estaciones de tren o atacar a agentes de la policía, según fuentes cercanas a la investigación.

Asimismo, de acuerdo a las mismas fuentes, planeaban procurarse cinturones explosivos o lanzar coches contra edificios.

Los investigadores encontraron en el apartamento de Amel S. siete botellas de vidrio vacías y “lo que parecen ser mechas caseras en papel”, indicó el fiscal de París, François Molins.

Por su parte, Inès Madani tenía en su posesión una carta en la que juraba lealtad al grupo Estado Islámico (EI) y en su computador propaganda yihadista.

Inès Madani también habría participado en un ataque frustrado con coche bomba en pleno corazón de París la madrugada del 4 de septiembre.

Esta joven es la hija del dueño del vehículo abandonado cerca de la catedral Notre Dame, dentro del cual se hallaron cinco garrafas de gas, un cigarrillo apenas consumido y residuos de gasolina.

Según los investigadores, Madani abandonó el coche con la ayuda de una cómplice, Ornella Gilligmann, acusada formalmente el sábado pasado.

Esta joven de 19 años estaba en contacto con el yihadista francés del EI Rachid Kassim, de 29 años, quien presuntamente dirige a distancia desde la zona sirio-iraquí a sus seguidores a través de la mensajería cifrada Telegram.

Por otra parte, un adolescente de 15 años, también sospechoso de planificar un atentado, fue presentado ante un tribunal el lunes, dos días después de haber sido detenido en París en el domicilio de su madre, donde se encontraba en arresto domiciliario desde abril por su radicalización.

Este joven estaba también en contacto por internet con el propagandista Rachid Kassim.

Desde 2015 Francia ha sido blanco de una serie de atentados que ha causado la muerte de 238 personas.