Clever Lara: La burla de Maduro

thumbnailcleverlaraLa mayoría de los venezolanos han sufrido una baja de peso en los últimos seis meses de entre 8 y 15 kilos, producto de la crisis humanitaria que vivimos en el país, donde la falta de nutrientes como proteínas y carbohidratos, debido a la escasez y a los altos precios de los productos de primera necesidad en el mercado de bachaqueros, ha mermado considerablemente en la salud de nuestra gente, porque la Dieta de Maduro, como fue bautizada, no es saludable en lo absoluto, porque cada día, son más las muertes por desnutrición, los desmayos y arritmias cardíacas propias del hambre.

Esta crisis humanitaria que vivimos en carne propia los venezolanos, y la cual denunciamos a diario desde la unidad democrática, no como consigna de demagogia ni populismo, sino como señal de alerta, porque es nuestro pueblo quien está padeciendo los embates de una política económica errada, que nos ha sucumbido en la peor crisis jamás vivida en nuestro país, y que de no tomar medidas a tiempo, podría cobrar muchas vidas más.

Cada día son más las personas que hurgan en la basura para conseguir desperdicios útiles y comérselos, porque no tienen dinero para enfrentar esta economía de guerra a la que nos han sometido, donde hasta para comerse un pan, hay que hacer cola y rogarle a Dios que no se acabe cuando llegues al mostrador. No obstante, ha aumentado las personas que piden dinero en las calles, en los autobuses, en los comercios y en todas partes, para llevarse algo al estómago, porque ni siquiera los que devengan un sueldo mínimo, aguantan esta pela y esta hambruna colectiva.

El gobierno como respuesta al hambre del pueblo, implementó los CLAP, y con esto excluyó al 67% de la población venezolana que no recibe algunos de los productos de la canasta alimentaria a través de este mecanismo improvisado y excluyente. Es más, ni siquiera ese 33% de los venezolanos que reciben esta bolsa con 5 productos mensualmente, pueden saciar el hambre de sus familias, porque es falso que con 2 harina pan, 1 arroz, 1 pasta, 1 aceite y un detergente, pueden comer durante treinta días. Por lo tanto, esto significa una burla hacía el pueblo que está muriendo de hambre, porque en contraposición a esto, los jerarcas del PSUV, cada día están más gordos, producto de las buenas comilonas que se dan a diario, y es por ello que dicen con cinismo que en Venezuela no hay crisis humanitaria, porque cada ladrón juzga por su condición.

Recientemente los venezolanos hemos recibido como una bofetada, la burla del presidente de la República, quien en cadena nacional se refirió a la dieta de Maduro y dijo que los venezolanos estaban en forma, pero los jerarcas de su gobierno que enfocaron las cámaras de los medios nacionales, estaban bien gordos y rozagantes, mientras nuestra gente cada día se desvanece más porque no hay comida  en sus casas, y el 57% de los venezolanos, hoy se va a dormir sin comer, porque hay que sortearse que comida hacer al día, porque los tradicionales tres golpes, quedaron en el olvido.

Es por ello que con tanta fuerza y compromiso con nuestro pueblo, Acción Democrática junto a la unidad, trabajamos sin descanso porque este año se celebre el referéndum revocatorio para sacar a Nicolás Maduro de la Presidencia, por corrupto, por incapaz y por insensible. Con este mecanismo electoral y constitucional, estamos seguros que de igual forma vamos a dar finiquito a esta soberana crisis alimentaria que nos ha condenado al hambre y a la miseria. Venezuela tengamos confianza que muy pronto vamos a salir de esta pesadilla histórica llamada revolución.

 

Clever Lara

Secretario de Organización

Acción Democrática Aragua

@cleverlaraad