Disidente cubano Guillermo Fariñas dice que su huelga de hambre triunfó pese a “engaño”

Foto: Archivo
Foto: Archivo

El disidente Guillermo Fariñas estimó este miércoles que su suspendida huelga de hambre de 54 días triunfó pese al “engaño” de un falso anuncio según el cual el Parlamento Europeo consideraría una enmienda sobre la represión a la oposición en Cuba.

AFP

“Yo si considero que fue un triunfo por un grupo de cosas“, dijo a la AFP el psicólogo de 54 años por vía telefónica desde su casa en Santa Clara, 280 km al este de La Habana.

Fariñas, Premio Sajarov 2010 del Parlamento Europeo, comenzó su 25 huelga de hambre y sed el pasado 20 de julio en protesta por la represión a la oposición, según explicó en una carta abierta al presidente Raúl Castro.

El lunes la huelga fue suspendida porque “se ha conseguido que el Parlamento Europeo considere la introducción de una enmienda al acuerdo (de la Unión Europea) con el Gobierno cubano relacionada con el cese de la represión“, dijo a la AFP Jorge Luis Artiles, portavoz de Fariñas.

Cuba y la UE alcanzaron un acuerdo de diálogo político y cooperación el 11 de marzo de este año.

Sin embargo, representantes de la UE negaron la existencia de la enmienda, anunciada en una falsa página web del Parlamento Europeo en español, según se constató después.

“No tenemos ninguna información que nos permita confirmar nada de esto”, dijo a la AFP Alain Bothorel, jefe de la sección política de la embajada de la UE en La Habana.

“Creo que muchas personas, incluyendo nosotros, fueron engañadas“, dijo Fariñas, que culpó al gobierno cubano, aunque no citó pruebas.

“Se puede observar la capacidad de guerra cibernética que aplica el gobierno cubano, que no tiene ningún tipo de escrúpulos”, añadió

Las autoridades cubanas, que no reconocen legalmente a la disidencia y califican a los opositores como “mercenarios” de Estados Unidos, ignoraron la huelga.

Fariñas consideró un triunfo su huelga porque, dijo, el mismo lunes habló con parlamentarios europeos que lo invitaron a exponer la situación de Cuba frente a todos los bloques políticos de esa entidad, exceptuando Izquierda Unida.

Esa información que espera dar “viene desde dentro de Cuba y va poder convencer mas a los diputados“, dijo.

También “se rompió con el esquema, la percepción errónea” de que Cuba cambió tras el deshielo con Estados Unidos y se “unió el exilio y a la oposición interna, pues todas las tendencia del exilio se solidarizaron con esta huelga”.

Señaló que los líderes del Foro Antitotalitario Unido (FANTU), que Fariñas preside, determinaron suspender la huelga pues “era mejor ir al Parlamento Europeo” a hacer la denuncia.