¡RR un nudo muy crítico para Maduro!, por Marcos Hernández López

Screenshot_3

Venezuela tiene una tendencia histórica presidencialista, y por mucho que se intente nuevos constructos en paradigmas de conducción de la gestión pública, todo apunta hacia el primer mandatario nacional como el máximo líder del país. En nuestro contexto, es Nicolás Maduro, quien debe asumir el liderazgo en la toma de decisiones cruciales para el país. En el mismo orden de ideas, en el chavismo el liderazgo gira alrededor de un solo hombre, el presidente Maduro, jefe del PSUV. A pesar de la precariedadde 30,0% en su apoyoen las bases populares Chavistas, el oficialismo no tiene otro líder referencial que tenga vínculos directos contodos los sectores A/B, C y D/E de la población.

En la complejidad económica y política que transita el país, el venezolano está perdiendo la paciencia, anda obstinado, ansioso, se atreve a irrespetar a las instituciones del Estado, además la crisis social reflejada en la violencia en todos sus niveles, con una media creciente de asesinatos que convierten al país en el segundo más violento en Latino América, sin embargo, el presidente continua en unaelevación de arrogancia y sordidez, cualidades que solo complica la dinámica de un país que desea reflotarse y salir de sus problemáticas. Hasta ahora el primer mandatario nacional ha demostrado no tener “madera” de líder político, pero habilidosamente se proclama en alta voz “el hijo de Chávez”, el heredero del legado del comandante eterno, con la intención de mantener “secuestrado” un inestable capital político que se mueve entre 23,0%  y  20,0%, es tangible. Caso concreto son los últimos desolados actos públicos convocados por el oficialismo.

La decadencia del capital político rojo tiene conexión con los emtrados que pone el CNE para recoger las firmas del 20%, hay que valorar desde una mirada dentro de una vertiente críticael liderazgo del presidente Nicolás Maduro, en sus dos dimensiones objetiva o subjetiva.Es decir, Maduro no transmite el mismo grado de respeto que generaba Chávez en sus seguidores, germina un anti sentimiento de compromiso hacia su gestión que se desconectó de una realidad, según los resultados cuantitativos de las pasadas elecciones parlamentarias 6D o su primer plebiscito.

Los nudos críticos entre otros que enfrenta el gobierno de Maduro,los más relevantes son los eventos electorales, de realizarse en este momento un proceso electoral llámeseRR o elecciones regionales, los resultados serían demoledores en términos votación para revolución bolivariana. El chavismo, no está interesado primero en que el Referendo Revocatorio contra Maduro se realice este año. Si este se convoca en 2016 no hay forma de que gane ningún chavista en unainmediataelección presidencial.

Nuestras investigaciones de opinión públicas ratifican la acelerada pérdida del capital político por el que atraviesa el gobierno de Nicolás Maduro, su ausencia de liderazgo es algo inmanente en su naturaleza humana, deriva en la incapacidad del gobernante, se armoniza como el principal responsable de la crisis económica, política, social -humanitaria, situaciones que se articulan con la desconfianza en que el actual mandatario nacional pueda resolverlas.Contra toda lógica, Maduro mantiene una estrategia en el discurso de la guerra económica como una significativa variable distorsionadora en su gestión, también se apoyaen estrategias y tácticas para dividir a la MUD.

Emergió el desamor hacia un proyecto que ilusiono a los más desposeídos, fenómeno emocional potenciado por las complejidades intrínsecamente trae las crisis económica y social, el hambre… ante las cuales se muestra incapaz de dar efectivas respuestas el primer mandatario nacional. Fueron 17 años con una polarización extrema, el chavista no migraba de preferencia tan fácilmente, ahora hasta algunos piensan en un cambio de presidente ya!…definitivamente, es un axioma, nada es para siempre, estas manifestacionesse anotan hacia el inicio del fin…

Sin duda alguna, la MUD supo enfrentar sistemáticamente los desafíos coyunturales que iban germinando en su diaria lucha democrática de presentarse en el escenario político nacional como la alternativa real y de cambios. En este momento históricoencauzóel gran descontento que tienen los millones de venezolanosa su favor.

En síntesis, se visualiza un presidente“preso” en su propio laberinto,  fatigado, moviéndose en varias dimensiones para tratar de resolver las complejidades: crisis económica, política y social, ante las cuales se muestra incapaz de dar efectivas respuestas, trata de enfrentar esta situación con cárcel, represión y con amenazas, su propia gente cae en la duda y en su propia reflexión tal vez hasta final. Solo los estoicos Maduristasmantienen un discurso apuntalado en la psicología inversa para darse esperanzas. El RR es y será el nudo más crítico que tiene Maduro… difícil de deshacerse.

Correo: herná[email protected]

Síguenos en Twitter: @Hercon44